House of Worship Tour 160×600
RME Babyface Pro 728×90
Home » Entrevistas » Phil Collins, El rotundo éxito musical
 

Phil Collins, El rotundo éxito musical

PHIL COLLINS:
El rotundo éxito musical

 

Por Fernando Curiel
El innegable estrellato de Philip David Charles Collins inició con baquetas en las manos a los cinco años de edad, tocando frente al televisor o espejo, al ritmo de cualquier música que le era accecible. Siempre atento a las ofrendas que el destino plasmaba en su camino, comenzó a actuar cuando sólo era un niño. Pero su curiosidad por desarrollar otras habilidades relevantes al mundo del espectáculo no paró ahí, también se le conoce como un gran compositor, cantante, pianista y percusionista. Como si fuera poco, se ha aventurado a asumir el papel de productor musical con créditos de la talla de Eric Clapton, Robert Plant y Brand X (su otra banda de Jazz Fusión) bajo su manga.

Como baterista formó parte de las bandas Hickory y Flaming Youth. A pesar de las buenas críticas del álbum ARK 2 junto a Flaming Youth, Collins se dio cuenta que entre la falta de éxito comercial y las diferencias entre los integrantes, debía continuar su búsqueda por su banda ideal. Sin mucha demora respondió a un anuncio en el periódico Melody Maker, que postuló un grupo –entonces no muy exitoso–llamado Genesis. La audición fue en casa de los padres de Peter Gabriel y Collins los sorprendió tanto, que decidieron reemplazar al baterista del momento. El martes 4 de agosto de 1970, Phil Collins celebró su nuevo papel en la banda en la que permanecería hasta 1996.

Genesis (formado en 1967) ha vendido un estimado de 150 millones de álbumes en todo el mundo, razón por la cual está entre las 30 agrupaciones musicales con mayores récords de ventas.

Han cambiado de miembros varias veces. Collins reemplazó a Peter Gabriel cuando cambió las baquetas por el micrófono en 1975. Muchos decían que ¡Collins sonaba más a Gabriel que el mismo Peter Gabriel! Y a pesar de las dudas generales de la vigencia de la banda cuando Gabriel la dejó, Genesis gozó de tal éxito que Collins se destacó como un gran músico y compositor.

Cuando Collins grabó batería para el tercer álbum solista de Peter Gabriel en 1980, él le pidió que dejara sus platillos en casa, y para compensar, Collins se enfocó en lograr un sonido grande y muy presente. Entre los ingenieros de sonido actuales se conoce el “sonido de batería Phil Collins” debido al peculiar estilo de producción del instrumento hecho popular a través de canciones exitosas como “In The Air Tonight”, de su álbum solista debut (Face Value) en el ‘81. Desde entonces ha gozado de un rotundo éxito como solista, probando ser uno de los compositores y músicos más influeyentes de nuestros tiempos. Ganó un Grammy por la canción “Against All Odds” y vendió millones de álbumes por canciones como “Sussudio”, “Another Day In Paradise” y “One More Night”. Con 57 años de edad, demuestra su pasión por la vida con una insaciable sed por el espectáculo. En junio del año pasado inició una gira junto a Tony Banks (teclados) y Mike Rutherford (guitarra y bajo) junto a Daryl Stuermer (guitarra y bajo) y Chester Thompson (batería). Celebraron la trayectoria de la banda al presentar canciones de la era de Peter Gabriel como “I Know What I Like (In Your Wardrobe)”, y “Carpet Crawlers”. Y no faltaron canciones como “Turn It On Again”, “No Son Of Mine” o “Invisible Touch” del período de Phil Collins como cantante y líder. Dicha gira culminó el 14 de octubre del 2007 en Los Ángeles, California.

Hay mucho más de por medio pero no suficiente espacio para escribirlo. Por lo tanto, dejo que el mismo genio de Phil Collins diga lo que yo no pude. Disfruten.

 
Ya que en el 2002 tuviste una gira mundial de despedida, ¿consideras la pasada Turn It on Again Tour junto a Genesis tu segundo adiós?
Sí… bueno, la primera gira “Final Farewell Tour” fue una despedida seria. Empezar a trabajar menos y eventualmente retirarme de hacer giras era mi plan y sigue siendo algo que me propongo hacer. Tengo hijos jóvenes y muchas ganas de hacer otras cosas. Quería despedirme de todos, por lo que la gira de despedida pasada pasó por Europa, América, y algunos otros lugares del mundo. No pude ir a varios países que quería visitar y esta fue una buena oportunidad para compensar. Me gustaría visitar Sudamérica y el lejano Oriente. Cuando estaba haciendo entrevistas para la gira del 2002 mencioné que no me estaba retirando, sólo estaba tomándomelo con más calma, y me reservo el derecho de volver y hacer cosas especiales [más conciertos].

Con respecto a Genesis, esta última gira fue algo muy especial. A pesar de que se trata de un evento grande –con una amplia tarima, etc.– fue algo pequeño ya que sólo empezamos planificando hacer unos 20 shows [terminaron tocando 50 conciertos; 25 en Europa y 25 en América]. Para nosotros ésta comenzó siendo una gira bastante corta. De esta manera es más manejable y no tan abrumante. Sólo estamos haciendo esto por diversión, pues no tenemos disco nuevo. Siempre estoy dispuesto a formar parte de algo tan amigable como esto.

 
¿Planificas visitar Sudamérica con Genesis?
Hasta ahora no hemos acordado esto concretamente. El problema es que cuando hablas demasiado acerca del futuro de algo que estás haciendo, empieza a hacerse muy difícil de manejar y ésta no es la manera como queremos llevar a cabo nuestras giras.

Desafortunadamente tendríamos que tocar en estadios y significa que tendríamos que presentarnos alrededor del invierno (invierno para nosotros, verano para ustedes) y eso significa que terminaríamos alrededor de octubre en América y tendríamos que empezar de nuevo en un mes. Y yo no quiero hacer esto ahora mismo. No me niego a la posibilidad de hacerlo, sólo que por ahora mis planes son otros.

 
Hace muchos años, cuando empezaste a ser exitoso como solista, mencionaste en una entrevista que te considerabas un baterista primordialmente y que todo lo demás era secundario. ¿Aún piensas así?
Me encantaría pensar así. Lo que pasa es que no sigo siendo tan buen baterista como solía ser [risas]. Esto es algo que la vida me ha demostrado. Durante los últimos cuatro años, y el año pasado en particular, he estado completamente enfocado y envuelto con la música de Tarzan [Disney]. Esto me involucra como un escritor, compositor, arreglista y hasta orquestador mucho más que como ejecutante.

Yo me incorporé a los ensayos para la última gira con Genesis en octubre, empezamos en Nueva York, luego en Suecia y por último en Bruselas para culminar las últimas dos semanas de preparación. Durante este tiempo me di cuenta que estoy fuera de práctica como ejecutante. Simplemente no sigo tocando como solía. Amo estar tras la batería y ser el ancla… o el arquero, pero requiere mucho más trabajo de lo que solía costarme.

 
¿Estar de vuelta con Genesis despertó emociones nostálgicas o nuevas?
Creo que fue algo más nostálgico. Todos nos la llevamos muy bien, somos buenos amigos y siempre fue así. Nunca dejamos de ser buenos amigos, inclusive cuando dejé la banda. Así que se siente como algo nostálgico ya que tocamos desde las canciones más viejas hasta las más recientes, y no hay material nuevo. Lo que hace esta reunión tan divertida es el espíritu de amistad, estamos conscientes de nuestras limitaciones y nos reímos al respecto.

 
Después de 15 años de separación con la banda y habiendo gozado de una carrera solista muy exitosa, ¿sientes que tu fama personal interfirió con la de la banda?
Lo difícil de haber sido tan afortunado de contar con un tremendo éxito como solista es que la gente aún me ve como la estrella de la banda cuando todos aportamos por igual. Tony Banks por ejemplo, puede entrar a un restaurante y nadie lo notaría, ¡cuando es uno de los miembros más importantes de Genesis! Si yo entro a un lugar público, la gente me reconoce. Pienso que el rango de importancia y de reconocimiento no es tan justo o redondeado como debería ser. Nosotros vemos más allá de las patrañas de juzgar qué tan exitoso hemos sido con un álbum, todos sabemos que cada quien tiene un papel importante que jugar dentro de la agrupación y que cada uno es esencial para que esto funcione.

 
¿Cómo acordaron reunirse de nuevo y por qué sólo fue el trio? ¿Por qué no contaron con Peter Gabriel ni  Steve Hackett?
Los inicios de esta idea [la reagrupación de Genesis] surgió cuando yo estaba de gira con mi álbum Dance Into The Light (1996), y fue alrededor del tiempo que salió el primer box-set de Peter Gabriel. Pensé que alguien podría sugerir que hiciéramos unos shows juntos y me gustó la idea. Siempre nos vemos socialmente, en cumpleaños, bodas, etc., por lo que habíamos hablado al respecto un par de veces. En el 2004 nos reunimos para concretar si lo íbamos a hacer.

Originalmente sólo íbamos a presentar The Lamb Lies Down On Broadway… una gira entera que podríamos filmar y grabar bien (porque nunca se grabó adecuadamente). Peter estaba terminando un álbum en ese entonces y estaba demasiado ocupado como para comprometerse con este proyecto. Cuando Peter y Steve se salieron del cuarto, quedamos Tony, Mike y yo, y les pregunté si les interesaba hacer la reunión como un trío. Les pareció buena idea y en medio segundo se concretó una decisión, en lugar de la indecisión que había cuando conversamos acerca de reunir el quinteto.
Sí existe alguna posibilidad que el quinteto junto a Peter y Steve se reúna en algún momento. Todos estamos abiertos a esta posibilidad, pero no tengo idea si en realidad irá a ocurrir.

A veces siento como que nuestra última gira fue presentada como una fiesta a la que Peter Gabriel no fue, y eso no es así. Fue algo completamente distinto. Se trata de una de las caras de Genesis. Y existe la posibilidad de una reunión con el Genesis de Peter.

 
Genesis ha sido catalogada como una banda de Rock Progresivo, ¿qué características dirías que definen a este género?
Bueno, cuando nos catalogaron como una banda de Rock Progresivo –en los 70’s– la música era muy distinta. El término Progresivo podría ser visto desde el punto de vista de una banda que es ingeniosa, y desde esta luz uno podría mencionar a grupos como Radiohead o Death Cab for Cutie; uno podría mencionar a cientos de bandas hoy en día que son progresivas porque tocan algo irregular o fuera de lo común. Creo que algunos críticos y fans dirían que nosotros nos mantuvimos dentro de lo común y seguro ya que empezamos a ser muy exitosos, y la gente empezó a decir que nos vendimos.

Yo nunca hubiese catalogado a Genesis como Progresivo y pienso que seguimos siendo tan Progresivos como nunca, si es que en algún momento lo fuimos. Simplemente nos gusta escribir canciones y algunas son largas (éstas tienden a ser vistas como Progresivas) y otras son cortas (tienden a ser vistas como un esfuerzo a un sencillo comercial), pero estamos muy orgullosos de todas.

 
Como todo arte, la música cuenta con la perspectiva subjetiva de cada espectador para determinar su valor. Pero también es cierto que hay canciones que son del agrado de las masas, es decir, los “éxitos” o “hits”. Siendo un célebre compositor, ¿qué dirías que hace a una canción exitosa?
Esa es una pregunta que nunca respondería. Y no tengo idea cuál es la respuesta de todos modos. La suerte juega un papel inmenso para el éxito masivo de una canción. He tenido varias canciones que han marcado la vida de muchas personas, como “Against All Odds” o “In The Air Tonight”, entre otras; y todas han empezado del mismo modo como uno escribe canciones que no terminan siendo duraderas o importantes para el público general. Cuando escribo no pienso en otras personas, sólo pienso en mí.

 
¿Qué te inspira al componer?
Todo a mi alrededor. Normalmente escribo de mi vida, de mis emociones, etc. Tiendo a escribir acerca de cosas que me ocurren o de gente como yo, y relaciones.

Tiendo a escribir acerca de cosas reales y durante un tiempo fue difícil para mí estando en Genesis y tener que cantar acerca de cosas ficticias. Durante un tiempo luchaba contra esto… escribía acerca de mi divorcio por un lado y por otro estaba cantando “All In A Mouse’s Night” cuyas letras fueron escritas basadas en historietas. Me ha costado superarlo pero ahora me siento cómodo escribiendo o cantando basado en temas ficticios.

 
En una entrevista con Billboard expresaste indiferencia ante el material más antiguo de Genesis. ¿Cuáles son algunas de tus contribuciones musicales más orgullosas y cuales son algunas que podrías olvidar?
Siento que, habiendo estado en la banda por más de 37 años, puedo decir lo que me plazca acerca de ésta. Lo que digo no necesariamente es la verdad [risas], sino más bien cómo me siento al respecto ese día.

Hay ciertos momentos en los cuales empezamos a ensayar canciones como “Abacab” donde he parado a la banda y les he dicho que no quiero cantarla. Y ahora no tocamos esa canción. Siento que hay ciertas canciones que deberían quedarse en el pasado. Como el álbum Foxtrot, por ejemplo, tiene partes que hoy en día apoyo con orgullo más que otras; como ciertas secciones instrumentales. Lo que pasa es que ¡es música de 1972!

Especialmente cuando se trata de música Pop, uno no puede esperar que dure tanto tiempo sin que se sienta de otra época. Así que no tengo mucha reverencia por nuestro material más antiguo. Amé la experiencia de tocar todo ese material y la experiencia de ir de gira en aquel entonces. Pero si alguien me pregunta, “¿Y qué tal esta canción, estás orgulloso de ella? ¿Te gusta?”, yo tendría que escucharla y ser honesto. Sí hay canciones para las que tengo menos afecto.

 
¿Qué le dirías a los críticos literarios de Genesis, como Nick Hornsby, quien –en su libro High Fidelity– colocó a la banda en una lista de cinco grupos musicales que deberían ser ejecutados?
Bueno, yo tengo una lista mucho más larga de periodistas que deberían ser ejecutados [risas]. Me doy cuenta que soy –como un músico solista– y somos –como una banda–, la antítesis de los objetivos o la razón del Rock N’ Roll. Ese tipo de odio profundo de ciertas personas puede ser el resultado de algo que ocurrió hace mucho tiempo [en la música del pasado] y en realidad no han escuchado nada durante muchos años. Recuerdo a un periodista llamado Nick Watts que escribía para el Melody Maker, quien redactó el programa para mi última gira, por lo que tuvo que escuchar todos mis álbumes. Hablamos mucho por teléfono y con un tono de sorpresa me comentó: “Sabes… me gusta mucha de esta música y antes no me gustaba.” A veces somos culpables de resumir todo en base a nuestros prejuicios o lo que asumimos. Tengo que admitir que tanto Genesis como yo somos un blanco fácil. Y a veces los críticos atacan a los blancos fáciles.

 
¿Te gustaría cerrar la entrevista con unas palabras para tus seguidores en Latinoamérica?
Muchísimas gracias por todo el amor y apoyo a través de los años, tanto con Genesis y como solista. Y me gustaría visitarlos a todos. Lo más interesante para nosotros es ir a lugares que no hemos visitado o que no hayamos frecuentado. Pero parece que antes de tener una oportunidad de poder hacer eso, tenemos que visitar todos los lugares a los que hemos ido cientos de veces. En esta ocasión visitamos Europa y Estados Unidos, y me gustaría que cuando todo se calme un poco podamos reunirnos a hablar tranquilamente y preguntarnos: “¿Disfrutaste esta gira?”, “Sí.” “¿Por qué no lo hacemos otra vez? Pero esta vez vamos a todos esos lugares que están pendiente”. Haremos el esfuerzo de visitarlos.

 
Nov 21, 2018 @ 11:29 pm

Entrevistas