DPA – dvote core 160×600
RME Babyface Pro 728×90
Home » La Revista » Entrevistas » Europe, La inmortalidad en cuenta regresiva

Europe, La inmortalidad en cuenta regresiva

EUROPE: La inmortalidad en cuenta regresiva

 

Por Fernando Curiel | fernando@musicopro.com

El branding adecuado de una banda puede ayudar a que sea escuchada e incluso recordada, y después de tres décadas esta banda que lleva el nombre del viejo continente sigue vigente. Formada en 1979, Europe ha vendido más de 25 millones de álbumes, viajado alrededor del mundo y conquistado un lugar muy importante en la historia de la música moderna con su éxito “The Final Countdown”. La banda se hizo famosa en los 80 con su tercer álbum The Final Countdown (1986), el cual vendió más de 3 millones de copias en EE.UU. y 15 millones mundialmente. Europe ha logrado dos álbumes en el Top 20 de las listas de Billboard 200, y dos sencillos en el Top 10 del Billboard Hot 100.

Tuvimos la oportunidad de reunirnos con el bajista John Levén para hablar acerca de su nuevo lanzamiento titulado Walk The Earth (2017). Levén reemplazó a Peter Olsson en 1981, y junto al cantante Joey Tempest, son los únicos miembros que han tocado en todos los álbumes de estudio de Europe.

En esta simpática charla nos contó de los inicios y presente de esta banda de Hard Rock que tanto se ha escuchado a través de los años. Su entusiasmo sigue siendo evidente, y eso es algo a lo que aspirar en cualquier profesión. Con ustedes, Europe.

 

Felicidades por Walk The Earth. ¿Cómo es distinto a álbumes anteriores?

¡Gracias! Aunque en Walk The Earth (2017) contamos con el mismo productor que usamos en el álbum anterior, War Of Kings (2015), fue un poco distinto porque lo conocemos mejor. Por eso nos sentíamos un poco más cómodos y el flujo de trabajo fue más fluido.

Empezamos a ensayar y a compilar ideas pero no terminamos las canciones terminadas antes de entrar a grabar porque queríamos componer juntos en el estudio. Compusimos gran parte del material al momento de grabar. Es un reto pero creo que se percibe la emoción y frescura de la creatividad en tiempo real.

 

¿Trabajan mejor cuando tienen una fecha límite o prefieren tener la libertad de extenderse sin la presión de una entrega definida?

En esta ocasión solo teníamos dos semanas para grabar el álbum, por eso no podíamos llegar al estudio con las manos vacías. Siento que ayuda tener metas, incluso al tratarse de tiempo.

Para el álbum Bag Of Bones (2012) teníamos todas las canciones terminadas antes de entrar al estudio,  lo cual también es totalmente válido y efectivo, pero nos gusta buscar retos nuevos que puedan mantener el proceso fresco y creativo.

 

¿Grabaron todo en un estudio comercial o también aprovecharon sus estudios caseros?

Cuando componemos usamos nuestros estudios caseros. Ahí desarrollamos demos para compartir entre nosotros, para luego repasarlas juntos y decidir cuáles queremos desarrollar más a fondo. Usualmente escogemos unas 10 u 11 ideas de canciones.

Grabamos el álbum en Abbey Road Studios, Londres; en el viejo estudio donde grababan los Beatles.

 

¿Opinas que grabar en el legendario Abbey Road Studios es una experiencia única, o en el fondo es como grabar en cualquier estudio comercial?

Como músico que ha visto documentales de los Beatles, Queen y tantas otras leyendas creando momentos musicales mágicos y trascendentales ahí, realmente sentí que su historia perdura en cada rincón del estudio, está plasmada en las paredes.

Además, nuestro productor Dave Cobb es un aficionado de los equipos vintage, así que pidió que sacaran equipos como consolas del sótano. Aunque había una consola gigante y moderna en la sala de grabación, terminamos usando los equipos antiguos para aprovechar la historia y autenticidad del lugar y sus equipos.

 

¿Les gusta grabar tocando todos simultáneamente o prefieren grabar un instrumento a la vez?

Por lo general grabamos todo en vivo salvo algunos solos, teclados y voces. Pero más o menos 90% lo grabamos en vivo. Hemos hecho los últimos tres álbumes así. Queremos seguir grabando juntos al mismo tiempo; ayuda a mantener la interacción fresca y el proceso emocionante.

 

¿Cuánto ensayan antes de entrar a un estudio costoso como Abbey Road?

Creo que ensayamos unas dos o tres semanas. Joey [Tempest / cantante] vive en Londres y los demás vivimos en Estocolmo, así que tuvimos que coordinar las fechas bien, pero –como dije– no queríamos terminar las canciones antes de entrar al estudio, así que nos permitimos algo de libertad para poder componer en el estudio junto a Dave Cobb; él es un gran compositor también.

 

¿Están abiertos a colaborar en cuanto a la composición con gente fuera de la banda? 

Creo que Joey tuvo ayuda con las letras; un amigo de Dave Cobb que vive en Nashville es estupendo escribiendo letras. Creo que Joey lo tenía todo prácticamente listo pero esta otra persona le ayudó con el último 10%.

 

¿Qué me puedes decir acerca de tu estudio casero? ¿Qué equipos usas? 

Es un estudio bastante sencillo, consiste de una computadora Apple MacBook Pro, Pro Tools, una interfaz de audio Apollo de Universal Audio (¡me gustan muchos sus plug-ins!), uso la batería virtual de Toontrack, y poco más. Solo toco bajo y guitarra; no toco teclado, así que el EZdrummer 2 de Toontrack me ayuda mucho a secuenciar las secciones rítmicas para mis ideas musicales. Acabo de comprar Superior Drummer 3 [Toontrack], aún no he tenido tiempo de usarlo pero estoy emocionado por eso.

 

¿Cómo grabas tu bajo, incorporas algún procesamiento antes de que la señal llegue a Pro Tools o grabas directo?

Usualmente uso dos canales: en un canal la señal viene de un micrófono frente a un amplificador de bajo (recientemente he estado usando el ampli AD200B de Orange Amplification, con un gabinete 4×10), y en el otro canal la señal pasa por un pedal de Tech 21, y ya. Y en la grabación de Walk The Earth esa señal pasó por un compresor antiguo que usó Paul McCartney; ¡qué honor!

Entonces mi sonido de bajo es una mezcla entre dos sonidos: uno amplificado y otro directo.

 

¿Cómo logras el sonido en vivo?

Es prácticamente el mismo flujo de señal: una señal pasa por el pedal VT Bass de Tech 21, luego va al amplificador de Orange, y el gabinete 8 x 10 microfoneado, el otro canal es un SansAmp Bass Driver.

 

¿Cuántos bajos tienes?

Tengo seis bajos: cuatro son de Sandberg, una empresa alemana que hace instrumentos estupendos, antes de empezar a grabar me compré el nuevo Fender Precision Pro –que creo que es el nuevo estándar–, me compré uno blanco y otro negro.

 

¿Te gusta usar una uña de bajo (púa, pick), o tocas con los dedos?

Para tocar baladas y pasajes más suaves uso mis dedos, y para lo más duro uso una uña. Diría que uso una uña aproximadamente 85% del tiempo, y el resto uso dedos. No quiero un sonido tan duro para las partes suaves, por eso me parece necesario usar los dedos.

 

¿Qué tanto usas los controles de ecualización del bajo?

¡Nunca los uso! Podría quitarlos.

 

¿Qué cuerdas usas?

Uso cuerdas DR. Me gusta un sonido en el que se escuchen las cuerdas, pero que puedan ser distorsionado con definición.

 

¿Cómo incorporas la distorsión, del amplificador o del pedal?

La distorsión viene tanto del pedal Tech 21 VT Bass y del amplificador Orange.

 

¿Te gusta procesar el bajo ya sea con compresión o ecualización después de que lo grabas?

No. El sonido que escuchas es el que grabé, sin más procesamiento después de eso. Todo termina siendo comprimido en la masterización. Y en vivo no uso ningún compresor. Bueno, quizá el sonidista use algo; en realidad no sé que hace él [risas].

 

Viajemos al pasado; ¿cómo te contrataron para ser miembro de Europe?

Joey y yo estábamos en el mismo equipo de futbol y creo que en el mismo equipo de hockey. En nuestro vecindario habíamos unos cuantos músicos y yo solía tocar guitarra y bajo con algunos de ellos. Un día formaron una banda, pero el bajista no era muy bueno, así que buscaron a alguien mejor. Llegaron a preguntarme si me uniría, y desde aquel entonces he sido el bajista de Europe.

 

Eres fan del futbol, ¿cuál es tu equipo?

[Pausa] Bueno,… ya no sigo el futbol, solo música [risas]. Tenemos algunos equipos en Suecia pero probablemente no los conozcas.

 

¿Por qué nombraron la banda como un continente?

Tienes razón, es un poco extraño que una banda se llame Europe [risas]. Antes nos llamábamos Force. Habían dos bandas importantes en Estocolmo en aquel entonces: Rising Force y Force. Durante un concurso de rock en Suecia, en el cual el primer premio era grabar un álbum, Joey dijo, “Creo que deberíamos cambiarnos el nombre algo más grande”. Y luego dijo, “Deep Purple tiene un álbum en vivo llamado Made In Europe (1976), ¿qué les parece si nos cambiamos el nombre a Europe?” Le respondimos, “Déjanos pensarlo mejor…” [Risas] Al principio no estábamos seguros que era el nombre de una banda de rock, pero después de unos días empezamos a aceptar esa idea y nos quedamos con ese nombre.

 

¿Cuáles son las canciones que no pueden faltar en un show de Europe?

No podemos dejar de tocar “The Final Countdown” de último en cada show. “Rock Tonight” es otra canción que no puede faltar. “Carrie” la sacamos del repertorio pero la volvemos a incorporar de vez en cuando. Ya llevamos once álbumes, así que tratamos de incluir tanto material nuevo como podemos, es que para nosotros es mucho más divertido tocar lo nuevo, pero obviamente hay canciones que no podemos dejar de tocar.

Hace unos años teníamos pautado tocar en el Download Festival, frente a unas 60,000 personas, se nos ocurrió excluir “The Final Countdown” considerando que la audiencia era amante de un rock más pesado de lo usual. Lamentablemente nos perdimos el show entero porque el avión de Estocolmo se retrasó, había mucho tráfico y mal tiempo, así que llegamos al festival tarde. Después de eso dijimos que no podemos ni hablar acerca de excluir “The Final Countdown” porque es mala suerte [risas].

 

“The Final Countdown” es de 1985, ¿no se cansan de tocar las mismas canciones década tras década?

En realidad no. Hay canciones como esa, “Rock Tonight” o “Carrie” que no necesitamos ensayar antes de una gira, así que eso ayuda a no saturarnos. Además, cuando las presentamos en vivo, la reacción de la audiencia nos da una energía muy especial. Siempre tocamos “The Final Countdown” de último y ¡la gente se vuelve loca! Siempre es divertido.

 

Cuéntame acerca del tiempo en el que tocaste en Rising Force con Yngwie Malmsteen.

Yngwie necesitaba un bajista, y curiosamente intercambiamos de bandas con el que tenía. Yo fui a Rising Force y el bajista de Yngwie se fue a Force.

 

¿Por qué te saliste de la banda de Yngwie?

Yo estaba acostumbrado a estar en una banda con un gran cantante, e Yngwie estaba tratando de cantar él mismo. Igualmente fue una experiencia estupenda y aprendí muchísimo de él porque es un guitarrista tan prolífico, pero no me quedé mucho tiempo en esa banda. Y me alegra que regresé a Force (que luego se convirtió en Europe).

 

¿Qué retos enfrentaron al tratar de firmar con una disquera?

Las disqueras suecas de aquel entonces nos dijeron, “Ustedes son estupendos y le podemos firmarlos si empiezan a cantar en sueco”. Habían algunas bandas en Suecia que se hicieron famosas nacionalmente cantando en sueco, pero nuestra ambición era más mundial. La misma disquera nos ofreció ese trato tanto a la banda de Yngwie Malmstee (Rising Force) y a Force (Europe). Lo teníamos bien claro, no podíamos aceptar porque queríamos conquistar al mundo, y no pensamos que el tipo de música que tocamos suena tan bien en sueco. Pero luego ganamos un concurso, lanzamos un álbum, y nos fuimos a América y el resto es historia.

 

¿Qué género consideras la música de Europe?

Diría que somos una banda de Hard Rock, pero hoy día podríamos ser considerados Rock Clásico. Nuestra música no es Heavy Metal, no es Metal,… al final del día somos Hard Rock.

 

¿Cuales son sus raíces msuicales?

Nosotros escuchábamos Led Zeppelin, Black Sabbath, Deep Purple, Thin Lizzy, y bandas como esa que no eran Metal, yo diría que eran Hard Rock. Bueno, Black Sabbath quizá era Metal. Los inventores del Metal.

 

Al escuchar el álbum, particularmente la canción “Turn To Dust” me recordó al final de “She’s So Heavy” de los Beatles; ¿salió a flote una influencia ahí?

¡Eso es absolutamente correcto! De hecho, nos robamos ese final de “She’s So Heavy”, quisimos terminar la canción igual. Nos sentimos en neustro derecho ya que grabamos el álbum en Abbey Road [risas]. Grabamos todo en equipos usados por los Beatles. La consola con la que grabamos es la que usaron los Beatles para la famosa presentación en el techo de un edificio. La llaman la consola portátil, y ¡para poder cargarla requirió a seis hombres de lo pesado que era!

 

¿Crees que lo digital reemplazará los equipos hardware?

Me encantan los equipos vintage. El ingeniero y el productor estaban como niños en una tienda de dulces al ver esos equipos. Llamaban a sus amigos en América, filmaban los equipos, conversaban acerca de cada detalle y la historia de cada equipo… yo no soy tan técnico como ellos, pero sí aprecio el buen sonido, y esos equipos definitivamente aportan algo especial.

 

¿Cuál es el secreto de tener una banda longeva?

Todos somos amigos y tenemos prácticamente el mismo gusto musical. Casi siempre hemos estado de acuerdo con la dirección musical que queremos tomar como una banda. También compartimos las ganas de evolucionar y no hacer el mismo álbum una y otra vez. Y obviamente, las ganas de producir un mejor álbum que los anteriores. Eso lo hace divertido porque los retos nos mantienen activos y disfrutando un proceso muy especial.

 

¿Hasta cuándo te ves haciendo música con Europe y estando de gira?

Todos estamos en nuestro 50, lo cual nos parece increíble. El día que grabemos un álbum y pensemos que no es tan bueno como el anterior, será el día que consideremos tirar la toalla. Pero no hemos llegado a ese punto; considero que aún estamos progresando.

 

¿Qué consejo puedes ofrecer para que el bajo y la batería estén bien integrados?

Ian [Haugland / baterista] y yo hemos estado tocando juntos tantos años que ni pensamos en eso. Nos viene muy naturalmente estar bien integrados, particularmente el bajo y el bombo.

Como consejo recomiendo practicar con un metrónomo. Ya no lo uso tanto como antes, pero sí he pasado por etapas en las que he practicado escalas usando un metrónomo. Es una buena herramienta.

También ensayar mucho es algo que puede ayudarte a mejorar muchísimo.

 

¿Tienes alguna preferencia en cuanto un bajo de cuatro o cinco cuerdas?

Toqué un bajo de cinco cuerdas durante un tiempo, pero era tan pesado que me hice daño en el cuello, de hecho tuve cirugía en el cuello debido a eso. Tuvimos algunas canciones en las que tenía que llegarle a un Si grave [low B] y entonces le quité la cuerda de Sol, así que aún tengo un bajo de cuatro cuerdas pero tengo el Si, Mi, La y Re.

 

¿Has sufrido de alguna otra lesión debido al bajo?

Sí, me dio tendinitis hace años. Tuve que ir a un fisioterapeuta y mejoré. Ahora caliento una hora antes de los shows.

www.europetheband.com

Nov 21, 2018 @ 9:00 pm

Entrevistas