Home » Entrevistas » Tributo a Gary Moore
 

Tributo a Gary Moore

TRIBUTO A GARY MOORE (1952-2011):
La entrevista de Músico Pro con el legendario guitarrista

 
Por Fernando Curiel
El 6 de febrero del 2011 falleció Gary Moore –mientras vacacionaba en España, antes de empezar a grabar su próximo álbum– de un ataque cardíaco mientras dormía. A continuación le brindamos la última entrevista que Músico Pro realizó con el gran músico, la cual fue publicada en la edición de Octubre del 2007.

De la capital de Irlanda, Robert Williams Gary Moore es conocido como un gran guitarrista de Blues y Rock, con un estilo y sonido identificable y distintivo. En sus inicios, Peter Green (John Mayall Bluesbreaker, Fleetwood Mac) quien lo influyó mucho, lo tomó bajo su ala. Gary Moore formó parte de Thin Lizzy, de la banda de Rock Progresivo/Fusión Colosseum II, Skid Row y otros. Como sesionista, ha contribuido en muchísimas grabaciones exitosas. Su carrera solista escaló en los 80’s con canciones como “Victims Of The Future”, “Nuclear Attack”, “Run To You Mama”, “Empty Rooms”, y “Parisienne Walkways”. Después de una década compitiendo en el Rock comercial, se dedicó a lo que le nacía, el Blues. Fue entonces en los 90’s que lanzó el disco más impactante de su carrera. Músicos de Blues de la talla de Albert King, Albert Collins y B.B. King colaboraron en Still Got The Blues (1992). Con su más reciente contribución discográfica Close As You Get (2007), Moore vuelve a personificar el Blues, y de manera destilada.

Gary Moore compartió con Músico Pro los detalles de su carrera y los años de pasión en una amena conversación.

 
¿Podrías hablar un poco acerca de tu evolución como músico?
Nací en Belfast, Irlanda del Norte; y mi papá, quien era un promotor de talento local en un salón de baile, organizaba las presentaciones de los sábados por las noches. Fue así que me expuso a mucha música en vivo. Me impactó mucho uno de los guitarristas que vi ahí, y desde los cinco años me atrajo mucho la guitarra eléctrica.

Recuerdo que mi papá me montó en la tarima para cantar con la banda y tuve que pararme encima de una silla para poder alcanzar el micrófono [risas]. Me encantaba estar en la tarima. Empecé a tocar guitarra como a los diez años. Un viernes por la tarde mi papá llegó a la casa y me preguntó si quería aprender a tocar guitarra. No dudé en aceptar su oferta. Mi primera guitarra fue una acústica de marca Framus [www.framus.com], es alemana. Era amarilla y con un f-hole. Me costó £5 (cinco libras). Me enseñaron a tocar un acorde A [La] poniendo tres dedos en el segundo traste, y en poco tiempo descifré cómo funcionaba.

 
No estoy seguro cómo era la escena musical en Belfast en ese entonces, pero ¿te han criticado por tocar música originaria de América, como lo es el Blues y el Rock?
No porque el Blues era muy popular en Belfast cuando yo era joven. Todas las bandas británicas de Blues iban a tocar a un local llamado Club Rado donde vi a Peter Green y a John Mayall por primera vez. Cuando me mudé a Dublín me di cuenta que la música Soul y Motown era más popular. Había un poquito de Blues en Dublín, pero no tanto como en Belfast.

Muchos dicen que el Blues es de América pero yo creo que es originalmente de África. Creo que fueron los británicos quienes lo devolvieron a Estados Unidos en los años sesenta.

 
He escuchado una frase que dice que el Rock fue inventado por los estadounidenses pero perfeccionado por los británicos. ¿Estás de acuerdo con eso?
No sé… hay tanta música buena originaria de América. Chuck Berry no necesitó ayuda. A Elvis Presley no le fue tan mal por su cuenta tampoco. Little Richard es otro más. Creo que las bandas británicas le agregaron un toque distinto que marcó un cambio entre Rock N’ Roll y Rock. Bandas como Led Zeppelin lo hicieron más pesado y con un groove distinto. De todas maneras, los grooves en sí nacen del Funk que también es de América. Muchas veces lo que la gente cree que es original tiende a ser un híbrido.

Jimmy Page fue muy astuto. Una de las razones por la cual fue más exitoso que Jeff Beck no es porque sea mejor guitarrista –nunca he pensado que lo es– sino porque sabía hacer álbumes. Él era un sesionista y productor muy bueno.

 
¿Cuáles han sido algunos de los conciertos que más te impactaron como amante de la música?
En el mismo local vi a los Rolling Stones, Cream, Eric Clapton, The Who, Jimi Hendrix, etc. Sólo tenía como 14 años. A los once años vi a los Beatles en el recinto más grande de la ciudad (con capacidad de unas ocho mil personas), y recuerdo haber escuchado: “It’s been a hard days…” y el resto del concierto sólo escuchaba gritos de los fans [risas]. Así que puedo decir que estuve ahí, pero no pude escucharlo. Como yo era pequeño, saltaba para tratar de verlos tocar sobre las cabezas de las chicas de 18 años paradas sobre las sillas. He podido ver muchas buenas presentaciones.

 
¿Crees que es necesario sufrir o vivir el Blues para poder interpretarlo acertadamente?
Creo que ayuda si cuentas con cierto nivel de entendimiento acerca de la vida. Creo que es la diferencia entre creerle a alguien joven y a alguien mayor, con más experiencia. Lo que escucho ahora es muy distinto a lo que escuchaba hace años.

 
¿Qué es la guitarra para ti?
Es mi vida. Ha sido la cosa más consistente en mi vida. Ha estado presente desde que tenía 10 años y la amo tanto hoy como entonces. En realidad no era muy bueno en otra cosa. Era uno de esos niños que era malo en todo hasta que encontré la guitarra. Me sacó de muchos huecos y me llevó a muchos lugares bellos.

 
¿Dirías que has dominado tu instrumento?
¡No! ¿Es posible que alguien domine por completo algún instrumento? Creo que dominar la guitarra sería razón para dejar de tocar. Siempre hay cosas nuevas que aprender. No se trata de hacerse más competente técnicamente. En el Blues, mucho se basa en el fraseo, profundizar y extraer notas dentro de tu alma para poder compartir emociones con el público.

 
¿Qué tan importante dirías que es el papel de la guitarra en el Blues?
La guitarra fue hecha para el Blues.
Hace tiempo estaba haciendo una entrevista junto a Jeff Beck y le preguntaron: “Jeff, ¿por qué la guitarra es tan importante en el Blues?” y Beck agarró su Stratocaster y le dijo: “Sólo escucha… está ahí adentro” y tocó un acorde. Le comentó que es algo muy primitivo y que es una emoción y sonido que están incorporados a la guitarra.

Él tiene razón, la guitarra está hecha para el Blues. La guitarra es un instrumento tan cercano al cuerpo; uno toca las cuerdas con los dedos, y siempre te está tocando el cuerpo. Se convierte en una extensión del intérprete. Si uno aprende a usarla bien, realmente se convierte en una extensión de tu alma y personalidad.

 
¿Qué me puedes contar acerca de tus intentos de tocar Jazz?
No toco Jazz. En realidad no sé lo que estoy haciendo cuando intento tocar Jazz. Toco un poco en mi casa. No tocaría Jazz enfrente de una audiencia.

 
¿Te refieres a cuando toqué Jazz por un tiempo en los 80’s?
Sí. Ese fue un tiempo mu