DPA – dvote core 160×600
RME Babyface Pro 728×90
Home » La Revista » Entrevistas » Slash, Fuerza e intensidad
 
Slash, Fuerza e intensidad

SLASH:
Fuerza e intensidad

 

Por Rodrigo O. Sánchez  | rodrigo@musicopro.com

A través de las últimas dos décadas, Slash se ha convertido en todo un ícono del Rock n’ Roll. Su participación vital en Guns N’ Roses, una de las bandas más exitosas de la historia de la música, hizo que el sonido de su guitarra llegara a millones de personas en los cinco continentes. Su imagen es ya legendaria, al igual que los solos y canciones que ejecutó en numerosas giras mundiales. Ahora vuelve a la escena con Velvet Revolver, su nueva banda, y un nuevo disco. Entrevistar a quien fuese ídolo e inspiración en mis años de adolescente fue  un momento intenso y de nervios que sólo se vio relajado al darme cuenta de que hablaba con una persona cálida, cordial y educada. A pesar de tanto éxito y fama, Slash mantiene una intensidad, actitud y enfoque impresionantes. En esta entrevista habló de cosas que jamás pensé escuchar de una estrella de Rock de su nivel. Espero que la disfruten.

 
¿Cómo nació tu nueva banda Velvet Revolver?
Duff, Matt (ex-bajista y ex-baterista Guns N’ Roses, respectivamente), y yo nos reunimos para tocar en un evento para un amigo que había muerto. Ensayamos un par de veces y no fue nada especial, pero cuando subimos al escenario se dio una energía tan intensa que decidimos formar una banda. Originalmente éramos sólo nosotros tres. Más adelante Duff trajo a Dave Kushner. En ese momento queríamos que el cantante fuese Scott Weiland, pero él todavía estaba con Stone Temple Pilots, por lo cual lo descartamos. Luego empezamos el proceso de buscar un cantante a través de diferentes medios. Pusimos anuncios en periódicos, revistas, mtv.com y otros sitios de Internet. Empezamos a recibir una montaña de demos y los escuchamos todos, uno por uno. Escuchamos aproximadamente 300 demos por semana durante nueve meses. Audicionamos alrededor de tres o cuatro cantantes de cada 300 demos que recibíamos. No estábamos encontrando nada que nos llamara la atención y al final de esos nueve meses nos enteramos de que Weiland y Stone Temple Pilots se habían separado y entonces lo invitamos a tocar con nosotros.

 
¿Qué planes tienen en cuanto a giras?
Empezamos con una gira corta de un mes y medio a mediados de abril. Tuve un hijo en julio así que no estuvede gira entonces. En agosto empezaremos nuevamente con una gira mundial. Estaremos en Europa, Japón, Australia y definitivamente América del Sur. El álbum salió el 8 de junio. Tenemos un sencillo que fue recibido excelentemente.

 

Después de tener tanto éxito y fama con Guns N’ Roses, ¿te es difícil tratar de hacer tu propio proyecto en cuanto a lo que el público y los críticos esperan de ti?
No me fue problemático hacer mis proyectos después de Guns N’ Roses. Lo que es muy complicado aún es la parte legal del asunto. Compañías disqueras diferentes, agentes diferentes y toda esa mierda burocrática con la cual tuve que lidiar. Fue difícil, desagradable y frustrante. Terminar con Guns N’ Roses fue sumamente difícil para mí. Esa banda se convirtió en una corporación tan inmensa de la cual yo era una parte tan importante, que hasta el día de hoy sigo en el proceso de terminar con ella. Sin embargo, este es un proceso por el cual hay que pasar para poder continuar con mi carrera.

 

¿Al pasar por un grupo de ese calibre, qué puedes compartir con respecto a qué cosas hacer y qué no hacer con una banda?

Guns N’ Roses fue una banda única. Hicimos todo lo correcto hasta que la banda empezó a tener problemas crecientes con Axl hacia el final. Sin emabargo, una de las cosas más importantes que puedo decir es que uno siempre debe tener cierto control sobre las personas que se encargan del aspecto profesional de la banda, el negocio. Siempre debes mante­ner un ojo sobre tus agentes, compañía disquera, promotores y directores de imagen, ya que al final, a pesar de la relación deteriorada que existía entre miembros de la banda, lo que nos lastimó más profundamente fueron las personas que siempre se querían aprovechar de la situación y ganar dinero a toda costa sin importar cómo. Como banda, Guns N’ Roses jamás estuvo motivada por situaciones de este tipo.

 
¿Cómo desarrollaste tu técnica y estilo?
Lo único que puedes hacer es tocar todo el tiempo. Para mí lo más importante es que cuando empecé jamás me sentí intimi­dado por la cantidad de guitarristas excelentes que habían a mi alrededor. Fui muy inocente al empezar. Simplemente me gustaba tocar la guitarra y tenía en mente qué tipo de estilo me gustaba. Perseveré y me metí a fondo en la música. No me considero un guitarrista técnico, soy más bien el típico músico que aprende a través de errores y aciertos. Lo que sí es constante conmigo es que mi corazón está en lo que hago y siempre trato de presionarme para que cuando toque, poder hacerlo lo mejor posible. Siempre quiero dar lo mejor de mí.

 
¿Qué te hace decidir entre tocar un solo completamente nuevo o uno muy similar al de la grabación, como en el caso de “November Rain” por ejemplo?
El solo de “November Rain” fue lo que me salió cuando lo grabé. Escribimos esa canción en una guitarra acústica y cada vez que escucho esos acordes, ése es el solo que me viene a la mente. Lo mismo sucede con canciones como “Welcome to the Jungle”, “Paradise City” y “Sweet Child O’ Mine”. Todas éstas salieron muy espontáneamente cuando las compusimos al igual que los solos. Sin embargo, el final de “Paradise City” y otras secciones extendidas que hacíamos en conciertos son totalmente improvisadas y diferentes cada vez que las tocábamos.

En este nuevo disco con Velvet Revolver los solos son aún más espontáneos porque escribimos la música y nos metimos al estudio de una vez, aún sin saber exactamente cuál era la sección designada para el solo en cada canción. Ahora que ensayamos esas canciones, lo que me viene a la mente son los solos que grabé. En fin, simplemente se trata de tocar lo que estés sintiendo y ver qué pasa.

 
Has trabajado con Michael Jackson, Lenny Kravitz y Marta Sánchez, entre otros. ¿Aún participas en proyectos de ese tipo?
Lo más reciente que hice fue grabar un solo para un proyecto de Ray Charles con Elton John, sin embargo, no he tenido tiempo para otros proyectos porque estoy totalmente enfocado en Velvet Revolver.

 

Ciertos artistas se relajan un poco después de un periodo de éxito desmesurado ¿Cómo mantienes ese nivel de intensidad y motivación?

¡Es que simplemente no entiendo cómo carajo alguien puede relajarse! Aún si no has escuchado nada de mí, he estado trabajando intensamente. Soy adicto al trabajo y amo lo que hago. Esto es lo único que me motiva. Estoy pasando por un momento muy bueno porque me encuentro en una banda en la cual todos los miembros comparten la misma energía y visión. Esto es un hecho raro. Aparte de este momento, la única vez que estuve en una banda tan enfocada, motivada y seria fue cuando empecé con Guns N’ Roses. Uno tiene que darse cuenta de que este tipo de situación es rarísima y ver en ésta una oportunidad que se presenta muy pocas veces en la vida. Tienes que meterte de lleno al proyecto y con todas tus fuerzas. Hay que ser agresivo y muy constante.

 
Siendo así, ¿qué haces cuando estás frustrado porque no logras estar en una banda que comparta ideales contigo?
Tienes que tener paciencia. Ésta es la situación más común por la que pasan los músicos. A nadie le gusta hablar de esto pero los músicos pasamos más tiempo tratando de encontrar gente con la cual tocar que tocando. Así es. Todos tenemos que pasar por eso. Yo he pasado 20 años de mi vida tratando de encontrar cantantes buenos. A excepción de Guns N’ Roses y Velvet Revolver, he empleado todo mi tiempo tratando de encontrar gente con quien tocar. [risas]

Uno pasa mucho tiempo tratando de encontrar al baterista o bajista correcto y este proceso no es nada fácil. Generalmente uno no tiene la paciencia necesaria y termina tocando con los primeros músicos que se aparezcan.

 
¿Cómo compones?
No tengo un método específico. Paso por periodos en los cuales no tengo ninguna idea y luego por etapas en las que tengo muchas. Cuando tengo el lujo de tener muchas ideas, me gusta tener una banda para trabajar las canciones. No me gusta grabar en casa ni pasar mucho tiempo solo con las canciones. No me gusta tener un estudio en mi casa, prefiero salir a trabajar. Me gusta tener un baterista ya que no soporto una caja de ritmos.

 
¿Cómo grabaron Contraband
Como siempre: todos al mismo tiempo, en vivo.

 
¿Sigues utilizando tu Les Paul a través de los Marshalls o hay algún cambio?
Utilizo básicamente lo mismo de siempre. En este disco traté cosas nuevas: usé una Stratocaster con palanca de tremolo para un solo del disco, lo cual fue bastante inusual para mí. También utilicé una Telecaster para algunas pistas de ritmo. También usé amplificadores Fender y Vox, pero casi todo fue hecho con mi Les Paul y mis Marshalls.

 
¿En qué se diferencía la escena musical de Los Ángeles ahora, comparada al momento en que empezaste?
No existe una escena musical en Los Ángeles hoy en día. Existió durante mucho tiempo, hasta que Guns N’ Roses se fue de gira. Lo que sigue constante es que los sitios para tocar y escuchar música siguen allí, pero no hay una electricidad en las calles ni un gran grupo de personas emocionadas por las bandas que tocan aquí. La mayoría de las bandas que están sacando discos son de todos los lugares menos de LA, a excepción de Velvet Revolver.

Creo que desde que salió la escena del Grunge en Seattle, la concentración musical se ha dispersado.

 
¿Cómo sientes que está la escena musical mundial?
Recuerdo que desde que Guns N’ Roses se separó en el ’96 la escena musical se volvió bastante patética. No porque nos hayamos separado, pero sí recuerdo que fue en ese momento. Había mucha basura electrónica que mezclaba Metal y otras cosas. La escena del Hip-Hop sí creció y produjo muy buenos artistas, pero ésta fue una excepción. En cuanto al Rock, la escena estuvo muerta hasta el 2001 ó 2002 cuando surgieron bandas como Jet, Janes Addiction, Queens of the Stone Age, The Darkness, entre otras.

 
¿Qué consejo le das a un músico que empieza?
Tienes que tener una dedicación profunda y completa y tienes que hacer un sinnúmero de sacrificios. Debes ser muy agresivo, perseverante, ser duro y tener una visión de lo que tienes que hacer y de qué es importante para ti, sin dejar que nadie te diga lo contrario. Tienes que ser inteligente y mante­nerte muy atento y perceptivo. Esto es bastante que pedir.

 
Nov 21, 2018 @ 10:55 pm

Entrevistas