RME Babyface Pro 728×90
featured-review-radial-direct-drive

JDX DIRECT DRIVE DE RADIAL ENGINEERING
La redefinición de la caja directa

Por Cosme Liccardo | cliccardo@musicopro.com

Radial Engineering es una compañía canadiense manufacturera de equipos de audio profesional. La marca fue establecida en 1991 para la producción de una línea de cables y fue incorporada en 1992 a JP CableTek Electronics LTD. Desde entonces, su sombrilla ha ganado múltiples reconocimientos en la industria del audio profesional, incluyendo marcas como ToneBone (pedales para guitarra y bajo), Hafler (amplificadores de instrumentos y audífonos), Dynaco (amplificadores de válvulas [también conocido como válvulas o tubos] para equipos de alta fidelidad), Primacoustic (tratamiento acústico para estudios de grabación) y, por supuesto, su marca homónima.

Radial brinda excelencia en productos para el estudio de grabación y la tarima. Algunos de sus más afamados son los chasis Workhorse para módulos de serie 500 y la Radial JDI, que fue la primera caja directa lanzada por la compañía en 1996.

Sin embargo, hoy tendremos la oportunidad de criticar la caja directa con emulación de amplificador para guitarra JDX Direct Drive.

 

Presentación

Lanzada a principios de 2016, la JDX Direct Drive presenta una alternativa portátil para amplificar guitarras eléctricas, basándose en la solidez de una caja directa activa Radial.

Su entrada no-balanceada de 1/4 de pulgada ramifica a cuatro salidas diferentes: Out, Thru, Tuner y Balanced. La salida “Out” lleva una señal no balanceada, procesada por la emulación de amplificador, “Thru” lleva una señal de línea no procesada como alternativa para grabar o utilizar una señal limpia de caja directa, “Tuner” brinda una señal no procesada que está siempre disponible para uso simultaneo de un afinador y “Balanced” presenta una salida balanceada con conector XLR.

A diferencia de su prima menor, la JDX 48: la JDX Direct Drive cuenta con tres tonos seleccionables y dos colores sonoros distintos para cada uno: la opción “combo” es modelada en base a un amplificador Fender Twin, “stack” simula un amplificador Marshall JCM y “JDX 4×12”, un micrófono Shure SM57 frente a un gabinete Marshall 4×12. Cada opción cuenta con un selector de “prescence” (presencia) que brinda opciones de color “normal” o “bright” (brillante).

También presenta inversor de polaridad y selector de aterramiento para su salida balanceada.

Su chasis de acero no solo protege contra los embates del trabajo sobre el escenario, también ayuda a aislar sus circuitos internos contra campos magnéticos, ayudando así a reducir el ruido causado por interferencia electromagnética.

Funciona gracias un transformador de 9V, estándar en alimentación de corriente para pedales de guitarra.

 

Primera impresión

El empaque es típico de productos similares Radial: cajas pequeñas, diseño simple y documentación concisa. Brindan la sensación de estar recibiendo un juguete nuevo en navidad (a veces es así literalmente).

Desafortunadamente, el producto no incluye un transformador de corriente de Radial. Sin embargo, yo contaba con uno de Boss (el estándar usado para pedales de guitarra), que también es recomendado por la compañía para el uso del JDX Direct Drive.

Al igual que otros productos de la marca Radial, esta caja directa cuenta con una construcción impecable. La construcción de su chasis parece de calidad militar y sus selectores se sienten indestructibles.

El diseño de sus controles los hace fáciles de navegar. Recomiendo siempre leer las instrucciones antes de usar un producto nuevo, pero en el caso de la JDX Direct Drive, se puede estar tentado a explorarlo apenas se saque del empaque.

 

En uso

Todas las pruebas fueron llevadas a cabo usando una guitarra Fender Telecaster Standard americana del año 1991. Lo primero que decidí probar fue su funcionalidad como caja directa, probando las salidas Thru y Tuner con una señal limpia de la Tele. El sonido impecable de Radial estuvo presente en forma obvia, libre de ruido o interferencia alguna, con un color transparente y a su vez redondo.

Enseguida comencé a explorar los sonidos de amplificador, usando la señal limpia de la guitarra, empezando por la opción que fue diseñada emulando el sonido de un gabinete Marshall 4×12 microfoneado con un Shure SM57™, denominada JDX 4×12. Éste presenta una resonancia agradable en los medios bajos que le dan presencia y gordura a la señal, aunque no brinde un tono de cabezal. Me pareció interesante usar esta configuración, con selector de presencia Normal, en conjunto con un pedal de chorus Small Clone de Electro Harmonix; exhibe una variación original del clásico tono limpio Nirvana.

Seleccionando las opciones de Combo y Stack pude notar un cambio de color particular: Combo presenta un sonido claro y abierto, que respira en los medios agudos, mientras que Stack distiende el abdomen de la señal en los medios, brindándole poder y grosor.

Dicho esto, como amante de los amplificadores de válvula clásicos y, habiendo sido dueño de un Fender Twin Reverb Silverface, decidí poner a la prueba la aseveración de Radial que aseguran haber modelado la opción de Combo y Stack basados en un Fender Twin y un Marshall JCM respectivamente. La mejor forma de comprobarlo es alimentar la señal limpia de la guitarra a un pedal de saturación o distorsión y colocarlo previamente a la entrada de la JDX Direct Drive. Para ello, introduje a la cadena uno de mis pedales favoritos de distorsión: un Boss DS-1 modificado con especificaciones de Keeley Electronics. El resultado me dejó con una impresión variada por varias razones. Opino que crear las expectativas al mencionar emulaciones de equipos específicos puede dejar mucho que desear, sin embargo, los sonidos que ofrece son útiles y deseables en múltiples contextos; me viene a la mente sonidos de guitarra en géneros como bachata o incluso en temas pop moderno que implementa secciones rítmicas virtuales e instrumentos electrónicos.

Habiendo dicho, el Fender Twin Reverb se caracteriza por brindar un sonido limpio clásico del Blues, el Country y el Rock & Roll, brillante, punzante en los medios agudos y que reacciona en forma dinámica a picos abruptos típicos de una Fender Stratocaster o Telecaster. No es un tono particularmente agradable a mi gusto cuando se le introduce una distorsión de ganancia alta, pero la reacción es muy particular y funcional al utilizarse con saturación leve. Este no fue el caso al probar la opción Combo de la JDX Direct Drive, que presenta un sonido granulado enfatizado en las frecuencias medias, con una reacción menos dinámica que el Twin original. Me recordó más al sonido de amplificadores de combo pequeños como el Fender Champion, pero con un sonido un poco más digital: sigue siendo relativamente cálido, pero no respira ni reacciona como un Twin.

De la misma forma quise comprobar cuan cerca de la realidad estaba la afirmación que la opción Stack en la JDX Direct Drive fue modelada a partir de un Marshall JCM. De por sí, los distintos modelos y configuraciones de Marshall JCM varían en tono inmensamente, de forma tal que afirmar que un tono cuenta el sonido Marshall JCM es una descripción ambigua. Dicho esto, la opción Stack me recordó al modelo de 50W del JCM800: un sonido crudo que satura fácilmente pero cruje en forma agradable y completa, rellenando las frecuencias medias con facilidad. A pesar de carecer del carácter del amplificador de válvulas original (especialmente en las frecuencias medias agudas), el sonido de esta opción es bastante funcional y da cabida a configuraciones interesantes al usarse con distintos pedales de efectos.

La salida no balanceada “out” brinda una señal limpia y transparente, pero la salida balanceada “balanced” le inyecta un poder y una claridad que la hace perfecta para utilizarse en escenarios de grabación móvil.

 

Conclusión

La JDX Direct Drive brinda una solución portátil y duradera para el músico activo que no quiere transportar equipos pesados y voluminosos. Su sonido es lo suficientemente cálido para usarse en tarima, sin importar el escenario o el estilo que se esté ejecutando. Si tomamos en cuenta que su precio es más económico que muchos amplificadores de guitarra en el mercado, es una opción viable para aquellos que no quieran hacer una inversión tan significativa.

Es particularmente práctica para el guitarrista que cuenta con monitores de oído, en cuyo caso facilita la alimentación de la señal de referencia directamente a sus audífonos sin interferencia del sonido de un amplificador en el escenario; es el mejor amigo del ingeniero de monitores en la tarima.

A pesar de que Radial presenta múltiples configuraciones para utilizara este producto en el estudio de grabación, yo experimentaría con todas las opciones disponibles antes de usarlo en este escenario. El carácter de sus emulaciones no se equipara con el sonido de un verdadero amplificador de válvula y tampoco sustituye el tono de un Fender Twin o un Marshall JCM, es decir, no reemplaza un verdadero amplificador de guitarra con efectividad. Quizá podrían utilizarse las variaciones de color disponibles para explorar distintos tonos y probarlo en conjunto a otros pedales o amplificadores, pero una grabación de guitarra eléctrica de calidad requiere de muchos factores que este producto no puede cubrir totalmente.

En mi opinión, prometer un sonido parecido a un amplificador clásico y no cumplir le quita valor a un producto que es excelente en aquellas funciones por las cuales Radial ya es reconocida. Sin embargo, la JDX Direct Drive es muy funcional en escenarios donde su practicidad y portabilidad destacan por encima del carácter de los tonos que brinda.

Precio: US$220.00
Para más información: www.tonebone.com

Helix Native 728×90 ROS