RME Babyface Pro 728×90
Interfaz Goliath de Antelope Audio

INTERFAZ GOLIATH DE ANTELOPE AUDIO
Un nuevo estándar para la integración del estudio

Por Paul Vnuk Jr. | pvnuk@musicopro.com

¿Has escuchado la frase “multiplicarse como conejos”?

Bueno, supongo que los antílopes también lo hacen. Antelope Audio ahora ofrece una impresionante cantidad de 18 productos en su línea de interfaces de audio, relojes, convertidores, controladores de monitores… y en realidad son 19 a partir del Musikmesse de Frankfurt.

Todo comenzó con el Orion32 original que era la primera interfaz de audio de 32 canales de la industria con conversión, reloj, y mucho más; todo USB en una unidad de rack de 19” 1U. Basándose en esta tecnología inicial, Antelope continúa a la vanguardia con cada lanzamiento. Menos de cinco años después, aquí tenemos una unidad que no es sólo lo mejor de todo lo que Antelope ofrece, sino que puede ser la interfaz de audio más completa en el mercado. Su nombre es Goliath.

Toma los últimos convertidores y preamplificadores de micrófono de estudio del Orion de Antelope y la serie Zen Studio, el Acoustically Focused Clocking (AFC) de la Pure2, el monitoreo con calidad de masterización del Satori, el control instantáneo del preamplificador MP8d, y la pantalla táctil y los resultados del Zen Tour; y combina todo esto dentro de un chasis metal plateado rackmount de 2U 19”, y comenzarás a entender todo lo que el Goliath es.

 

Entradas / Salidas (E/S)

El Goliath comienza con una gran pantalla táctil de alta resolución a todo color en su centro, la cual controla el monitoreo, nivelación, funciones internas y más. A su izquierda hay un par de salidas de reamplificación de 1/4” y cuatro entradas de instrumentos Hi-Z de 1/4″, cada una equipada con su propio LED y codificador giratorio. Este esquema LED/codificador continúa en el lado derecho de la unidad con 16 codificadores, uno para cada una de las entradas del preamplificador de micrófono del panel posterior. A la derecha están los botones para talkback, monitoreo de salida mono, enmudecimiento maestro, un botón de función Antelope y un control giratorio maestro grande. El panel frontal también posee un par de salidas de 1/4″ para audífonos asignables.

En la parte posterior de la unidad, además de las 16 entradas balanceadas XLR/TRS hay: un par de insertos balanceados AD de 1/4″, tres enchufes DB-25 para las salidas 1 hasta la 24, dos enchufes DB-25 para las entradas analógicas 1 a 16, cuatro entradas/salidas ADAT I/O, cuatro conectores MADI I/O, un par de enchufes DB-25 para AES/EBU multicanal, salidas de monitor de 1/4” TRS, un par de conectores RCA para I/O coaxial S/PDIF, 3 conectores BNC para Word Clock I/O, un conector BNC para usar con uno de los 10MX Rubidium Atomic Clocks, y una conexión IEC al lado de los puertos USB3 y Thunderbolt.

Todo esto le da al Goliath 36 entradas analógicas y 32 salidas analógicas, y un total de 64 x 64 canales de E/S al combinarse con las opciones digitales. ¡Tremendo!

 

De relojes y computadoras

Como se mencionó anteriormente, el reloj es manejado por Antelope Acoustically Focused Clocking (AFC), ahora en su cuarta generación, la cual cuenta con un Oven Controlled Crystal Oscillator de 64-bit DDS. También puede servir como un reloj maestro para otros dos dispositivos digitales en tu estudio, fuera de la computadora.

Para la conexión de la computadora, Goliath funciona bien ya sea con USB 2.0 o 3.0 (con algunas consideraciones de cantidad de canales) o sobre Thunderbolt. (Por cierto, este producto es versión Pro Tools|HD). En cuanto a Windows (Windows 7+) funciona a través de USB. En Mac OS (10.9+, aunque Antelope recomienda 10.12, que es donde realicé mis pruebas), se puede conectar a través de USB 3.0 o Thunderbolt.

Como todos los productos de Antelope de generación actual, el Goliath es mejor controlado utilizando la aplicación de control/mezclador mencionada en nuestras críticas anteriores de Antelope. Para resumir, se trata de un control intuitivo de estilo matriz que te permite rutear cualquier entrada a cualquier salida. Muchas de estas conexiones pueden ser divididas y enviadas a varios destinos. También hay una aplicación para teléfono inteligente o tablet la cual permite control remoto inalámbrico.

La diversión comienza cuando haces uso de la mezcladora integrada y modelados de efectos clásicos. Con el mezclador, puedes sacarle provecho al motor de modelado FPGA (Field Programmable Gate Array) de Antelope, al rutear ambas entradas en vivo o tus pistas DAW a uno de los más de 40 modelos de efectos modelados de Antelope. Esta colección creciente incluye compresores de sabor clásico, ecualizadores e incluso modelos de amplificadores de guitarra, así como la hermosa reverberación AuraVerb.

Volviendo al mundo real, Goliath tiene su propia

salida de monitoreo dedicada con calidad de masterización, completa con interruptor mono y talkback incorporado. Como se mencionó anteriormente, las salidas duales para auricular pueden aceptar sus propias mezclas personalizadas.

 

Drivers y conexión

Me enviaron un Goliath hace unos meses y la he estado

usando como un dispositivo de grabación a distancia y como el hub central de mi estudio. Mi primer informe es que debo felicitar efusivamente a Antelope por los drivers del Goliath. Una de mis críticas a unidades anteriores de Antelope, es que sus drivers han sido un poco quisquillosos en el pasado, y algunos usuarios también mencionan lo mismo en foros en línea. Esta vez no tuve ningún problema con la descarga y la instalación de los drivers, actualización del firmware de la unidad y al conectar la unidad para el uso tanto en mi iMac equipada con sistema operativo El Capitan y mi MacBook Pro de 2013 equipada con Sierra. En esta reseña fue donde más conecté y desconecté con un producto de Antelope, y no tuve que hacer siquiera una llamada a soporte técnico.

La conexión en mi estudio fue ayudada por el hecho de que yo uso un patchbay DB-25 Audiolot Mixbay. Tenía las unidades instaladas y estaba ruteando mezclas de trabajos actuales de mi DAW a través de la unidad, tanto a los efectos externos como a los propios efectos de Goliath, en menos de 30 minutos.

Para ser justos, como con cualquier nueva mezcladora matriz/software, hay un periodo de adaptación y aprendizaje. Deberías darte algo de tiempo y ver algunos de los excelentes videos tutoriales de Antelope sobre el tema. Menciono esto porque mi montaje y conexión de apenas 30 minutos no toma en cuenta el hecho de que esta es mi quinta reseña de Antelope con el ruteo de matriz y mi tercera con la nueva arquitectura de mezclador.

 

En uso

Para mi revisión del Orion32 hubo una preocupación por la practicidad de la unidad en una situación en vivo o de estudio sin la capacidad de tener control físico instantáneo sobre los niveles de preamplificación. Este problema no existe en el Goliath; aquí tienes control completo e instantáneo sobre cada entrada analógica con controles dedicados para cada una.

Los preamplificadores de Goliath ofrecen 10 a 65 dB de ganancia con un THD+N de -108 dB. Lo que más me gusta es que no son los preamplificadores habituales tipo “alambre recto con ganancia” que son usualmente los utilizados en unidades de interfaz de esto tipo. En vez de eso, estos son preamplificadores de un estilo más clásico limpio tipo consola, con un peso sólido agradable y característica rotunda. No son demasiado coloreados o clásicos, pero tampoco clínicos o aburridos.

Grabar a través de esta unidad fue muy fácil. Al igual que el Zen Tour, la Goliath ofrece una latencia sumamente baja y la ventaja adicional de monitoreo a través de efectos y reverberación sin fallos o retrasos audibles.

Hago mucho reamping y, al igual que en mi experiencia con el Zen Tour, es excelente no necesitar cajas externas. Últimamente también he estado haciendo una buena cantidad de reamplificación de pedales, por lo que tener las salidas para re-amplificación justo al lado de las entradas de instrumentos fue muy conveniente.

Encontré que el talkback incorporado y mezclas de auriculares separados eran muy útiles al hacer algunos overdubs remotos de guitarra. Sin embargo, tengo que mencionar que el botón de clic del micrófono talkback es muy, muy ruidoso.

Más allá de los preamplificadores, sonoramente el Goliath contiene la conocida conversión de Antelope. Es un sonido que yo llamaría limpio y honesto, pero cuanto más uso los productos de Antelope, más empiezo a caracterizar su conversión como dulce. No es una conversión con una realidad agresiva, ni está coloreada. Si deseas un toque de sabor analógico, esta opción existe al utilizar los preamplificadores de micrófono, o a través de algunos de los plug-ins a bordo.

Hablando de efectos a bordo, Antelope realmente se está destacando. El motor de modelado FPGA viene con más de 30 emulaciones de ecualizadores clásico tales como el EQ de estilo 1073 licenciado por BAE o el raro Neumann, SSL, Lang, Studer y modelos Pultec. Hasta ahora sólo hay un sabroso compresor clásico: un limitador estilo 1176 en mono. Antelope informa que cinco nuevos compresores serán lanzados pronto, incluyendo un modelo clásico 176, el cual no puedo esperar a probar.

 

Conclusiones

Sigo tratando de pensar en cosas que no me gusten del Goliath y no se me ocurre nada. Después de mi excelente experiencia con el Zen Tour, realmente pienso que Antelope ha elaborado una gran bestia de una interfaz con la Goliath.

Por supuesto, la única realidad drástica es que esta unidad viene con un precio considerable. Pero si nos enfocamos en el resultado, Antelope ahora tiene una interfaz/convertidor que se encaja cómodamente en el reino de los estudios profesionales. Esta unidad ofrece más características y opciones construidas en lo que he visto o utilizado hasta ahora.

Así que sí, el precio es considerable, pero si se suman 16 canales de preamplificación de micrófono de consola, 36 x 32 canales de nivel A/D y conversión D/A, y luego agregas un par de cajas de re-amping, una consola digital y un montón de efectos vintage modelados FPGA en tiempo real; estoy seguro de que incluso si eliges versiones modestas de todo lo anterior, probablemente superarás su precio y perderás su integración perfecta. Esta unidad es impresionante.

 

Precio: US$4,995
Para más información: www.antelopeaudio.com

Helix Native 728×90 ROS