DPA – dvote core 160×600
RME Babyface Pro 728×90
Home » La Revista » Entrevistas » Bruce Swedien, La vida y sabiduría de un ingeniero legendario

Bruce Swedien, La vida y sabiduría

BRUCE SWEDIEN: La vida y sabiduría de un ingeniero legendario

 

Por Antonio Gandía | agandia@musicopro.com

Indiscutiblemente, en el mundo de hoy existen muchísimos ingenieros y productores excelentes. Sin embargo, las personas a quienes podemos considerar verdaderas leyendas vivientes de la producción e ingeniería de sonido son relativamente pocas. Me refiero a ingenieros y productores cuyo trabajo no solamente haya sobresalido en la historia de la música, sino que además haya forjado a la misma. Una de estas leyendas vivientes es sin duda el gran ingeniero y productor musical Bruce Swedien.

Swedien ha tenido 13 nominaciones para el premio GRAMMY®, de las cuales ha ganado cinco.  Aunque este hecho sería por si solo más que suficiente para consagrar a cualquier ingeniero, el mayor éxito de Swedien es haber grabado, mezclado y ayudado a producir Thriller de Michael Jackson, junto con Quincy Jones. Thriller continúa siendo el álbum más vendido en la historia a nivel mundial. Además de ese álbum, Swedien fue el ingeniero de sonido principal en las grabaciones de estudio de Jackson desde 1978 hasta 2001.

Aunque nació en Minneapolis, Swedien comenzó su carrera de estudio en Chicago, trabajando en los estudios Universal bajo la dirección del ingeniero Bill Putnam. En ese lugar fue donde Swedien conoció a Quincy Jones, quien en aquel entonces era vice presidente de Mercury Records en Chicago. Los dos trabajaron en los álbumes para artistas tales como Dinah Washington y Sarah Vaughan.

El primer trabajo por el que Swedien obtuvo reconocimiento como ingeniero de sonido fue en 1962 con Frankie Valli y The Four Seasons (las cuatro estaciones), con el tema titulado “Big Girls Don’t Cry”, con el que obtuvo su primera nominación de GRAMMY. A finales de los años 60 y 70, Swedien comenzó a trabajar con Brunswick Records, donde les dirigió y desarrolló sus estudios de grabación, su sonido y su sello disquero.

Los créditos de grabación y producción de Bruce Swedien son tan vastos, que es difícil enumerar los aspectos más destacados de su carrera en un solo artículo. Pero aquí hay un breve resumen de su increíble trabajo y créditos. Bruce ha trabajado con los siguientes artistas: Patti Austin, Count Basie, Oscar Brown Jr., Jerry Butler, Nat King Cole, Natalie Cole, Gene Chandler, Duke Ellington, Roberta Flack, Herb Alpert, Dizzy Gillespie, The Chi-Lites, Lionel Hampton, Jennifer Holliday, Mick Jagger, B. B. King, George Benson, John Lee Hooker, Herbie Hancock, Woody Herman, Benny Goodman, Missing Persons, Lena Horne, Paul McCartney, Tommy Dorsey, Oscar Peterson, King Curtis, Donny Hathaway, Betty Everett, Phil Ford & Mimi Hines, The Four Seasons, Eydie Gorme, Leslie Gore, James Ingram, Michael Jackson, The Jacksons, Quincy Jones, Art Blakey, Paul McCartney, Curtis Mayfield, Sergio Mendes, Buddy Miles, Bob Newhart, Andre Previn, Louis Prima & Keely Smith, Jimmy Reed, Diana Ross, Rufus & Chaka Khan, Nipsey Russell, Dinah Shore, The Smothers Brothers, Barbra Streisand, Donna Summer, Joe Williams, Jackie Wilson, Jennifer Lopez y muchos más. Swedien también trabajó en música de películas tales como de Night Shift, The Color Purple y Running Scared.

El 10 de noviembre de 2001, Swedien recibió un doctorado honoris causa en filosofía de la Universidad Tecnológica de Luleå, Suecia por sus logros como ingeniero de sonido. Swedien también llevó a cabo varias clases magistrales en la radio nacional sueca para ingenieros activos.

El 30 de agosto de 2015, se le entregó el premio Pensado Giant Award en la segunda ceremonia anual Pensado Awards que fue celebrada en los estudios Sony Pictures en Culver City, California. El premio fue presentado por Quincy Jones.

Justo a la mitad del gran eclipse solar de 2017, el señor Swedien amablemente platicó conmigo por teléfono. Para mí fue un gran honor hacer la siguiente entrevista.

 

Antes que nada, queremos agradecerle por conceder esta entrevista a Músico Pro. En lo personal, yo crecí escuchando muchos de los discos que usted grabó, ¡así que me emociona mucho poder conversar con usted!

¡Muy bien! Pues no tengo secretos. ¡Ni uno solo! No me guardo nada. Si alguien quiere saber algo que yo les pueda decir, la información está ahí.

 

¿No tiene secretos? Supongo que eso tendrá que ver con su libro The Bruce Swedien Recording Method. ¿Qué me puede decir sobre el libro?

Bueno, es básicamente sobre todo lo que yo hago. Amo la música popular americana. Y desde luego, cuando conocí a Michael [Jackson] me impresionó mucho. Michael fue el más grande de todos, y realmente único.

 

Definitivamente. Entonces, ¿el libro se concentra en la experiencia de trabajar con Michael?

Bueno, experiencias, técnicas, micrófonos, etc. Por ejemplo, encontré que en el mundo del pop, el micrófono Shure SM7 fue la mejor elección para el micrófono vocal de Michael. Y una cosa que es muy interesante acerca de Michael es que él nunca grababa con la luz prendida, y tampoco grabó jamás con una hoja de papel enfrente. Él siempre se aprendía las letras de memoria, y no creo que actualmente algún otro artista haga eso mismo.

 

¡Me lo imagino!

Él ciertamente era un genio y tenía una dedicación total hacia la música. Mucho del crédito le pertenece a Quincy [Jones].

 

Usted ha trabajado mucho con Quincy.

Así es, trabajamos en sus propios álbumes, pero los que parecen ser más importantes son los de Michael. Y por supuesto, Thriller es el más popular de todos.

 

¿Me puede hablar un poco de sus inicios?

Mis padres fueron ambos músicos clásicos. Mi madre cantaba en un coro de la Sinfónica de Minneapolis. Ella tenía una gran educación musical y era generosa con su conocimiento.

 

¿Así que gracias a sus padres usted se acercó a la música?

Sí, pero yo siempre supe que quería hacer esto. Fue muy sencillo para mí.

 

¿Usted tuvo algún mentor?

¡Oh sí! ¿Alguna vez oíste hablar sobre Bill Putnam? Lee todo lo que puedas acerca de Bill. Él pasó mucho tiempo conmigo y fue muy amable y generoso.

 

Además de las grabaciones con Michael Jackson, ¿hay alguna otra grabación o álbum del que usted se sienta particularmente orgulloso?

Por supuesto. Probablemente lo más musical en lo que he trabajado ha sido con Duke Ellington. Pasé mucho tiempo con él. Duke era muy interesante. Por ejemplo, él nunca comenzaba su día de trabajo hasta después del atardecer. Él comenzaba a trabajar cuando ya no había luz en el cielo.

 

¿Y él tenía algún tipo de lógica para hacer eso?

No, era simplemente lo que resultaba más cómodo para él. He hecho muchas cosas con la banda de Ellington. Temas como “Take the A Train” y “Do Nothing Till You Learn from Me”. Duke me influenció muchísimo.

 

¿Me puede platicar sobre su experiencia trabajando con Quincy Jones?

Quincy me dijo una vez que la música es la única magia verdadera en la vida. Y tiene razón. Quincy es increíble, es un hombre brillante. ¿Recuerdas una película llamada The Wiz? Yo grabé la música para esa película. Quincy y yo nos estábamos quedando en un hotel en Nueva York y él se negó a trabajar en el proyecto inmediatamente, dejándolo para que fuera tan de último minuto como fuera posible. Así, teníamos que estar listos un viernes en la mañana en el Hit Factory. Quincy apenas comenzó a escribir el score para la película hasta la noche anterior a la sesión. Él decía que cuando te encuentras bajo presión real, eso hace que tu mejor trabajo salga a la luz. Si tienes poco tiempo, entonces forzosamente harás lo mejor que puedas, y creo que tiene razón. Así, Quincy se pasó la noche entera escribiendo el score para la película, y lo tuvo ya terminado por la mañana. Entonces lo llevamos al estudio, donde teníamos un ejército de copistas para hacer las partes de cada instrumento. Lo transcribieron y no hubo ni una sola nota mala, ni un solo error. Otra cosa que Quincy me dijo es que durante una grabación hay que dejar que Dios camine a través del cuarto. Así, esto te da una idea sobre Quincy.

 

¿Cuál es la mejor parte de trabajar en un estudio?

Probablemente cuando grabo a una gran orquesta sinfónica. Es lo máximo, sobre todo cuando logras decir algo con la música. Es algo que no puede ser enseñado; tienes que vivirlo.

 

Me da la impresión de que cada vez hay menos estudios grandes que puedan tener suficiente espacio para grabar a una gran orquesta.

Pues yo construí un estudio grande en Minneapolis llamado Creation Audio. Ahí sigue y es un estudio maravilloso. Lo construimos dentro de un cine viejo. Los cines viejos pueden ser convertidos en estudios de grabación maravillosamente bien, pues tienen techos altos y mucho espacio.

 

¿Qué importancia tiene la estructura física de una sala de grabación sobre el sonido?

Primero que nada, tienes que asegurarte que el estudio y cuarto de control no tengan muros que sean paralelos. Muy importante, pues de otra forma el sonido rebota de un lado a otro, se crean ondas estáticas [standing waves], y eso nos da un mal sonido. Si quieres saber lo importante que es una sala para la música, ve a escuchar a la filarmónica de Nueva York tocando en Carnegie Hall. ¡Saldrás del concierto con un oído educado!

 

¿Qué opina usted sobre el debate entre el uso de equipos análogos contra los equipos digitales?

Amo lo análogo. Tiene una calidez que no puedes obtener con los equipos digitales. Pero ya una vez plasmando ese sonido análogo en una cinta magnética ya no se pierde, y entonces es posible pasarlo a digital. Por ejemplo, me encanta Pro Tools. Así que puedo grabar algo en una cinta de dos pulgadas y 24 pistas, o mejor aún, 16 tracks en dos pulgadas, sin reducción de ruido. Eso te da un sonido increíble, hermoso. Y ya de ahí lo paso a Pro Tools. Y desde ese punto, ya siempre tienes ese sonido análogo.

 

Aparte de eso, ¿qué otros cambios ha observado en la forma en la que se graba música hoy en día?

Yo soy de otra generación, tengo 83 años de edad. Espero que la industria esté cambiando de regreso a como grabábamos hace muchos años. Por ejemplo, grabé varios proyectos con Count Basie. Y también grabé a Stan Kenton, Duke Ellington y otros. Y me parece que los jóvenes que empiezan en esta industria realmente no saben cómo suena la música. No la han experimentado.

 

Usted ha usado equipos de Universal Audio por mucho tiempo. ¿Nos puede contar sobre su experiencia usando estos equipos?

Me encanta Universal Audio, es fantástico. Muchas de las mejores piezas de equipo fueron diseñadas por Bill Putnam. Por ejemplo, el [compresor] 1176. Pero no me gusta usar compresión.

 

Que interesante que usted diga eso, pues me parece que actualmente muchos ingenieros están obsesionados con comprimir todo. Se ha vuelto casi una moda.

¿Sabes por qué? Hay una razón; ¡hace que todo sea fácil! [Risas] ¿En dónde está escrito que el negocio de la ingeniería de grabación de sonido sería algo fácil? No lo es, sobre todo si lo quieres hacer bien.

 

Entonces, si la respuesta no está en la compresión, ¿usted compensa con el uso de la ecualización y el paneo a través del campo estereofónico?

No, ¡no puedes hacer eso! Tienes que aprender técnicas de microfoneo. Tengo una colección personal de más de 100 micrófonos. Y a cualquiera que vaya a meterse a la música le recomiendo que comiencen por comprar y coleccionar sus propios micrófonos. Es más, ¡les recomiendo que consigan una pareja que entienda que es lo que eso implica! [Risas] Mi esposa y yo llevamos 63 años de casados, y ella sabe lo mucho que me importan mis micrófonos. Cuando compré mi primer Neumann U47 de válvula, me costó nuevo $390 dólares. Eso fue en los años cincuenta ¡y en aquel entonces $390 dólares era mucho dinero! [Risas. Escucha un ladrido de perro a través del teléfono]. ¡Oh! ¡Escucho que tienes un perro! Nosotros tenemos perros de raza Gran Danés. Te daré un consejo; siempre es bueno tener un perro junto a ti en la cabina de control del estudio, pues eso te obligará a bajar el volumen de los monitores. Los perros escuchan mejor que los humanos, ¡así que el perro te mantendrá a raya! [Risas] A algunos ingenieros les da por mezclar a todo volumen, y no es necesario hacer eso. El oído comienza a dañarse cuando llegas a los 85 Decibeles. No es bueno hacer eso. Durante toda mi vida he tenido mucho cuidado de no mezclar a alto volumen, y así, mi capacidad de oír es prácticamente igual a lo que era cuando yo tenía 40 años.

 

A la hora de mezclar una canción, ¿que hace que usted seleccione ciertos equipos, efectos y procesadores de sonido y no otros? ¿Tiene que ver con el estilo de la música en cuestión, o con el artista?

Depende. El estilo es muy importante. Mi preferencia personal es, por supuesto la música popular americana, y el R&B, o Rhythm and Blues. Hay un grupo a quien yo grabé llamado The Chi-Lites. Consíguete un disco de ellos y escúchalo, y entenderás. También escucha los discos de The Temptations. A ellos nunca los grabé, pero por favor, ¡métete ese sonido en tu oreja! Escucha esa música y ¡no lo hagas a todo volumen! Tu oído nunca olvidará lo que escuchaste.

 

¿Qué opina usted sobre el uso de la reverberación?

Hay que tener mucho cuidado. Me gusta mucho usar un reverb que se llama Bricasti, es maravilloso. Bill Putnam diseñó sus propias cámaras de eco, y creo que yo escribí algo sobre reverberación en mi libro. No la abuses.

 

¿Es mejor aplicar reverb a cada pista individual, o es mejor usarlo en la mezcla final?

No, es mejor hacerlo en la mezcla. No puedo hacer suficiente hincapié en la importancia de aprender realmente cómo debe sonar la buena música.

 

¿Qué opina sobre las escuelas de audio?

Berklee es muy buena escuela. He ido a dar conferencias ahí. Mi escuela favorita es Full Sail, es una escuela maravillosa. Ambas escuelas se las recomiendo a cualquiera que quiera estudiar ingeniería de sonido.

 

Además de la música, ¿qué otras actividades le gusta realizar?

Me gusta mucho nadar, y mi esposa y yo tenemos una hermosa piscina. Tenemos un clima excelente en Florida. También me gusta ver películas, y tenemos nuestro propio cine en casa. Últimamente he disfrutado mucho viendo las películas clásicas de Alfred Hitchcock.

 

¿Algo más que quiera agregar? ¿Algún consejo para aquellos que quieran incursionar en la ingeniería de sonido?

No escuches el equipo; escucha a través del equipo. ¡No escuches música demasiado fuerte! ¡Haz bien tu trabajo! Sal y escucha música en vivo, es muy importante. Eso es todo lo que necesitas saber.

 

Muy bien Sr. Swedien, ¡muchísimas gracias por su tiempo! Ha sido un gran placer y un honor poder hablar con usted.

¡Gracias a ustedes! ¡ADIOS!

 

www.inthestudiowithbruceswedien.com

 

Helix Native 728×90 ROS