DPA – dvote core 160×600
RME Babyface Pro 728×90
PreSonus Studio Live 32

Mezcladora Digital StudioLive 32 Series III de PreSonus

 

Mario Montellano | mmontellano@musicopro.com

La firma norteamericana PreSonus, basada en Baton Rouge, Luisiana, fue fundada en 1995 por Jim Odom y Brian Smith. A pesar de ser una compañía relativamente nueva en el medio, ha logrado una buena posición en el mercado. Algunos sus productos más conocidos son el DAW Studio One, la interface AudioBox USB y las consolas StudioLive. Su enfoque comercial ha sido el de ofrecer productos con tecnologías innovadoras a un precio accesible.

La línea de mezcladoras digitales StudioLive fue lanzada al mercado por primera vez en 2009 y fue de las primeras mezcladoras capaces de funcionar como interface grabación a través de su conexión FireWire. Posteriormente, en 2012 fue presentada la segunda generación de las StudioLive, la serie AI. En esta ocasión llegó a nuestras manos la mezcladora digital StudioLive 32 Series III. Esto fue lo que encontramos.

Características principales

Entre sus características más sobresalientes cuenta con 33 faders motorizados sensibles al tacto, con capas asignables por el usuario, 40 entradas totales, 32 preamps de micro (33 incluyendo Talkback), 16 salidas FlexMix, pantalla táctil de 7”, grabación multicanal sin computadora en memoria SD, interface de grabación USB de 40×40, interface de grabación AVB de 56×56, recepción  inalámbrica vía Bluetooth en el canal “Tape In”, y cuatro mezclas de efectos independientes.

Panel frontal

En la parte superior izquierda encontramos un espacio vacío con un reborde sobresaliente pensado para colocar el iPad y tener mayores opciones de control. Un poco más hacia la derecha, se ubica la sección de control de lo que PreSonus denomina el Fat Channel, que no es otra cosa sino los controles de operación de cada canal de entrada y salida que se asigna con su respectivo botón de selección. Aquí se ubican los controles detallados del preamplificador de entrada, compuerta, compresor, ecualizador, selección de sub grupos, etcétera. Esta sección cuenta con ocho perillas giratorias para el control de los diferentes parámetros disponibles. Encima de cada perilla tenemos una micro pantalla que nos muestra cada parámetro y su valor actual. Debajo de cada perilla existe un correspondiente botón que cambia de color de acuerdo a la función activa. Hacia abajo en esta misma sección, encontramos un medidor formado por 12 luces LED que indican el nivel de entrada del canal. Un poco más hacia la derecha existe un botón para activar/desactivar globalmente los procesamientos aplicados al canal seleccionado. Continuando el recorrido, encontramos dos botones marcados con flechas izquierda y derecha que sirven para navegar entre las páginas de edición cuando éstas exceden de ocho parámetros. Presenta también un botón marcado como A/B que nos permite tener una comparación inmediata entre los ajustes guardados en memoria y los que se realicen al momento. Más abajo encontramos los botones que nos permiten acceder a las funciones de control específicas de entrada como preamplificador, fuente de entrada, compuerta, compresor, ecualizador, envíos auxiliares y un botón que permite asignar funciones de control personalizadas a cada perilla de edición. Más abajo tenemos cuatro botones que nos permiten seleccionar la fuente de entrada de cada canal entre, análogo que es la entrada normal de micro o línea, red, USB o tarjeta SD. Hacia la derecha tenemos dos botones que controlan la inversión de polaridad y la alimentación phantom de +48 voltios de cada canal de entrada. Existe también un botón marcado como Link que permite encadenar dos canales de entrada y salida con el fin de convertirlos a par estéreo. A su lado derecho encontramos tres botones marcados como Copy, Load y Save, que sirven para copiar, pegar y almacenar en memoria los ajustes actuales del Fat Channel.

Continuando con el recorrido, se ubica la pantalla táctil a color de 7” y los dos medidores de salida principales compuestos por 12 luces LED. Debajo de éstos, tenemos los botones asociados a la recepción inalámbrica vía Bluetooth. Más abajo están los botones para habilitar la función de prueba de sonido virtual a partir de las grabaciones multicanal almacenadas en la tarjeta SD, cuya ranura de inserción se encuentra más abajo. Continuando el recorrido hacia abajo, encontramos los botones de muteo respectivos para los cuatro procesadores de efectos internos. Existe también un botón marcado como TAP para sincronizar manualmente los tiempos del procesador de delay al ritmo de la música. Hacia la derecha tenemos una serie de botones y una perilla giratoria para seleccionar y editar diferentes parámetros en la pantalla táctil. El botón Home, como su nombre lo indica, sirve para volver a la pantalla de inicio en cualquier momento. En seguida está el botón FX que sirve para dar acceso a las funciones de edición de los procesadores de efectos. Tenemos también la perilla giratoria para editar valores de los distintos parámetros. Encontramos un botón marcado con UCNET que es un protocolo especial de PreSonus que sirve para tener funciones de control remoto avanzadas y transmisión de audio digital entre diferentes productos de software y hardware de la firma.

En esta sección tenemos también el botón DCA Groups que da acceso a las funciones de los grupos DCA. En seguida encontramos un botón marcado como DAW. Este botón permite que la StudioLive actúe como superficie de control para el software DAW StudioOne de la propia firma en sus diferentes versiones. Existe la promesa por parte de PreSonus de implementar estas capacidades para DAW de otros fabricantes (HUI y Mackie Control) en próximas  actualizaciones del firmware de la mesa. Aquí mismo se encuentran los botones Store, Recall, Scenes que permiten almacenar, llamar y tener acceso a la librería de escenas almacenadas en la memoria interna de la consola. Más abajo aparecen los botones del control de transporte que sirven para controlar las funciones de la grabadora multicanal interna. Por medio de la tecla Shift se tiene acceso a funciones secundarias de estos botones. Por último en esta sección, encontramos las perillas de volumen de los monitores del cuarto de control y la salida de audífonos. También tenemos aquí, los botones que permiten acceder y editar las funciones de solo y monitoreo.

Debajo del soporte del iPad se encuentran dos botones en forma de flecha marcados como Prev y Next que sirven para navegar entre los canales y buses de salida disponibles. Hacia abajo encontramos una serie de botones cuya función es la de dar acceso a las diferentes capas de la sección de faders. Por ejemplo, Inputs selecciona los canales de entrada, User da acceso a la capa personalizable donde es posible tener juntos los canales de entrada y salida que más se usan. Main Mix como su nombre lo indica, habilita la mezcla principal. De ahí hacia abajo encontramos los botones de selección de las 16 flex mixes y los 4 buses de efectos. Aquí cabe destacar que la StudioLive no posee perillas o encoders en cada canal de la sección de faders, de manera que todas las submezclas se controlan por medio de capas de la sección de faders. En la parte superior de cada tira de canal, existe una micro pantalla, la cual muestra el número de canal, su nombre y la posición de su respectivo paneo. En seguida hacia abajo encontramos el botón Select que al igual que cualquier mezcladora digital, asigna su respectivo canal de entrada o salida al Fat Channel para su edición y procesamiento con una característica muy especial: a cada uno de estos botones, es posible asignarle un color RGB personalizado. Más abajo tenemos el botón Solo cuya función específica dependerá de la configuración que tengamos en la sección de Solo/Monitor. Aquí mismo encontramos el botón Mute que sirve para silenciar todo el canal. Existe también un medidor de tres segmentos LED de intensidad variable que indica la presencia o saturación de señal en el canal. Por último, encontramos el fader motorizado sensible al tacto.

En la parte central del banco de faders se ubica el fader maestro que controlará la respectiva salida de acuerdo a la capa de faders activa. En su parte superior se encuentra el botón Talk para activar la operación del Talkback, cuyo modo de operación específico se configura en su respectiva pantalla. Cuenta así mismo con su respectivo botón Select para asignarlo al Fat Channel. Si mantenemos este botón oprimido durante más de tres segundos, fija la operación de este fader a la mezcla principal, independientemente de las capas o submezclas que se seleccionen. Más abajo encontramos el botón GEQ, que como su nombre lo indica; da acceso a la configuración de los ocho ecualizadores gráficos de 31 bandas con que cuenta el equipo. Estos ocho ecualizadores pueden ser asignados libremente a la mezcla principal o a cualquier submezcla que se desee. Cada uno cuenta con un analizador RTA que nos permite ver el contenido de frecuencias que está manejando. El fader principal cuenta con su respectivo botón Mute. Existe también un banco de ocho botones marcado como User Function. Como su nombre lo indica, es posible asignarles funciones específicas personalizadas. Los últimos ocho faders controlan ya sea los canales de entrada del 25 al 32, las entradas auxiliares, como cinta externa, Bluetooth, etc. Por medio de las flechas Page y los botones Aux Inputs, DCA Groups y Mix/FX Master de esta sección es posible acceder a dichas funciones.

Helix Native 728×90 ROS
PreSonus Studio Live 32

Panel trasero

En el panel posterior, de izquierda a derecha encontramos en primer término el interruptor de alimentación principal y el receptáculo para el cable de alimentación tipo IEC. El equipo cuenta con una fuente de alimentación interna auto seleccionable entre 90 y 240 VAC. En seguida aparece el puerto USB 2.0 que sirve para establecer un enlace entre la consola y la computadora con dos fines: control remoto y grabación/reproducción de audio multicanal.

Luego encontramos el puerto Ethernet para fines de control externo. Tenemos también un puerto AVB marcado como Audio Network. Este puerto permite a la consola intercambiar información de audio multicanal ya sea para fines de grabación/reproducción o bien para enlazarse con las cajas de escenario (stage boxes) NSB 8.8 y 16.8 del mismo fabricante por medio de cables CAT 5 o CAT6. Esto permite expandir el número de entradas de la consola o bien prescindir de los snakes análogos convencionales.

El fabricante ofrece también el sistema de monitoreo personal EarMix 16M que permite mezclas de monitoreo personalizadas. El equipo cuenta también con una salida de audio digital tipo AES/EBU. Luego encontramos una salida XLR marcada como Mono Sum que entrega una suma de los canales L-R de la mezcla principal y cuenta con una perilla de atenuación.

Más abajo se ubican los dos conectores XLR para las salidas de la mezcla principal L-R con su respectiva perilla de atenuación. A su lado se encuentra la entrada del micrófono de Talkback con alimentación phantom. Un poco más hacia la derecha aparecen los 32 conectores de las entradas de preamplificador de micrófono, de las cuales las últimas 16 poseen conectores tipo combo que permiten recibir además conectores tipo TRS para fuentes a nivel de línea. Cabe destacar que a diferencia de las mezcladoras anteriores de la línea StudioLive cuyos controles de ganancia de los preamps eran físicos y por lo tanto sus ajustes no eran almacenados en las escenas, la Series III posee preamplificadores XMAX controlados digitalmente, lo cual significa que sus ajustes pueden ser almacenados y posteriormente llamados o bien ser controlados remotamente desde las aplicaciones de control o desde la DAW de PreSonus Studio One. En la línea inferior de conectores, encontramos las entradas/salidas análogas tipo RCA para la cinta externa, las cuatro entradas auxiliares tipo TRS para fuentes externas, las dos salidas TRS para los monitores del cuarto de control, las cuatro salidas tipo TRS de los subgrupos, las salidas de mezclas auxiliares 13 a 16 son tipo TRS y por último las 12 salidas XLR para las mezclas auxiliares restantes. Cabe señalar que todas las entradas y salidas TRS son balanceadas.

Funcionamiento y operación

Sin duda PreSonus ha logrado dar un salto enorme entre la generación anterior de las StudioLive y ésta. Los primeros modelos de la línea eran elogiados por su calidad de sonido, pero se les criticaba la interface de usuario, ya que no contaban con faders motorizados y su pantalla era muy pequeña y monocromática.

Este equipo cuenta con muchas funciones y características como es lo usual en las consolas digitales actuales, incluso en los modelos más económicos que serían imposibles de resumir en un solo artículo, de modo que nos enfocaremos en lo que nos ha parecido más sobresaliente. A diferencia de otros fabricantes que simplemente lanzan nuevos productos, PreSonus prefiere manejarlo como generaciones nuevas de una misma serie. Viéndolo desde este punto de vista, resultan inevitables las comparaciones entre los modelos anteriores y el actual. Lo más notorio han sido las mejoras al concepto de Fat Channel. El primer punto son los preamplificadores controlados digitalmente, por lo que ahora es posible almacenar sus ajustes. Se trata además del mismo preamplificador XMAX Clase A que PreSonus maneja en sus interfaces de grabación más costosas. En cuanto a los procesamientos dinámicos y ecualizadores, la máquina viene de fábrica precargada con emuladores de compresores, ecualizadores y compuertas modernos y vintage.

Existe también la opción de instalar plug-ins adicionales que PreSonus ofrece opcionalmente, algunos gratuitos y otros con costo. De cualquier manera, esta era una característica reservada a equipos de mucho mayor precio. Otro punto que nos agradó es lo que PreSonus llama FlexMixes. Esto simplemente son 16 buses de mezcla con que cuenta el equipo. La diferencia es que a criterio y necesidad del usuario, pueden ser configurados como auxiliares, subgrupos o matrix en cualquier combinación que se desee. Estas FlexMixes son independientes de los cuatro subgrupos y los cuatro buses de efectos. Otro aspecto atractivo es la capacidad para realizar grabación multicanal sin necesidad de computadora, almacenando la información directamente en una tarjeta SD. Esto da al usuario la posibilidad de tomar esa grabación y remezclarla ya sea en estudio o en la propia consola. Esto nos permite también hacer prueba de sonido virtual. Antes de esto, solo tengo conocimiento de otro modelo de la competencia que grababa únicamente 24 canales, con la necesidad de un disco duro externo.

Al sacar la consola de la caja y conectarla por primera vez a la PC a través del software OC Surface que PreSonus ofrece gratuitamente al registrar el equipo en su web, el software nos indicó que había una actualización de firmware disponible, así que procedimos a instalarla. La actualización se lleva a cabo de forma automática. El proceso de descarga e instalación tomó algunos minutos, después de los cuales se nos pidió apagar y encender la mezcladora nuevamente.

En uso

El primer uso que dimos a este equipo fue como interface de grabación, reproducción y centro de comando en un estudio de proyectos. Para hacerlo más interesante decidimos usar un software DAW de otro fabricante, en este caso Pro Tools de Avid en su versión 10.3 corriendo en plataforma mac OS. La StudioLive se desempeñó sin problemas.

Después decidimos llevarla al campo de batalla con una banda de fiestas. Esta fue también la oportunidad de evaluar el desempeño del equipo en cuanto a las opciones de mezclas de monitoreo personales por medio de dispositivos móviles. La mezcladora no tiene límite en la cantidad de dispositivos Android o iOS que se pueden enlazar con ella, que se pueden utilizar  previa instalación de las app QMix o UC Surface que PreSonus ofrece gratuitamente. QMix  permite un control limitado de la mezcladora, permitiendo lo esencial para el control de la mezcla personal. Simplemente conectamos nuestro enrutador al puerto Ethernet de control, enlazamos los dispositivos móviles y listo. En este caso trabajamos con solo seis músicos y nuestro iPad porque al tratarse de un salón de fiestas elegante, no se nos permitió instalar cabina de FOH, así que dejamos la StudioLive a un lado del escenario y realizamos la mezcla a distancia por medio de la app UC Surface disponible gratuitamente. A diferencia de la app QMix, UC Surface sí da acceso un control completo de las funciones del equipo. La StudioLive permite además establecer permisos específicos a cada dispositivo móvil, de manera que cada músico no pueda alterar la mezcla de otro ni la mezcla de sala.

En cuanto a las opciones de control, la respuesta física de los diferentes faders, botones y perillas nos pareció buena y precisa.

Sonido

Pero, ¿cómo suena? Me atrevo a decir que supera equipos similares de otros fabricantes en la misma categoría de precio. Superó ampliamente nuestras expectativas. Su rango dinámico no tuvo ninguna dificultad para lidiar con las exigencias de la banda. La respuesta auditiva de los diferentes bloques de procesamiento como compresores, compuertas, ecualizadores de canal y gráficos me pareció mejor de lo que se esperaría en un equipo de este rango de precio. Siendo honesto, los efectos en las generaciones anteriores de la StudioLive nunca fueron de mi completo agrado. La Series III incorpora cuatro procesadores de efectos independientes cada uno con varios módulos diferentes de reverb y delay cada uno a su vez con diferentes algoritmos y emulaciones. Todos con sonidos muy agradables. También es posible instalar nuevos módulos en forma de plug-ins adicionales.

Conclusiones

A un precio aproximado de US $3,000.00 en tiendas en línea en los Estados Unidos, la StudioLive 32 Series III plantea una competencia muy sólida a otros equipos similares de otros fabricantes en esta categoría de precio. Al registrar el equipo en su página web, PreSonus ofrece gratuitamente su software DAW Studio One Pro con una generosa librería de instrumentos virtuales. Del mismo se ofrecen algunos plug-ins gratuitos para ser instalados en la StudioLive y en Studio One.

Pros: Capacidad de grabación multicanal sin computadora, conectividad en redes de audio AVB, preamplificadores de micrófono clase A, completa integración con los softwares Studio One, Capture, UC Surface, software de control aux QMix-UC para iOS y Android, interface de grabación USB de 40×40, interface de grabación AVB de 56×56. Funciona como una superficie de control para Studio One, y el modo HUI (Pro Tools) y Mackie Control están a un par de meses de ser lanzados desde el momento de escribir esta crítica. No hay ningún otro producto en el mercado con 32 faders que haga esto de ésta manera.

Contras: Opciones limitadas de enrutamiento de señal hacia y desde las interfaces USB y AVB. Muchas de las rutas de señal son por defecto y no es posible alterarlas. Ausencia de oscilador/generador de ruido. Sin embargo, con el nuevo firmware ya hay un patchbay digital con el que se pueden cambiar todas las rutas de señal analógicas, USB o AVB.

Precio: US$3,000.00

Para más información: www.presonus.com