DPA – dvote core 160×600
RME Babyface Pro 728×90
Home » La Revista » Críticas » Micrófono U 87 Ai de Neumann

Micrófono U 87 Ai de Neumann

Micrófono U 87 Ai de Neumann: Con 50 años y un modelo conmemorativo Rhodium Edition, sigue siendo la herramienta de batalla

 

Por Paul Vnuk Jr.  pvnukjr@musicopro.com

En 1967 Neumann lanzó el U 87, uno de los micrófonos de estudio más usados de todos los tiempos y podría decirse que el paradigma bajo el cual los demás micros de condensador de diafragma grande de estado sólido han sido juzgados en los últimos 50 años. Para celebrar este hito, Neumann ha lanzado 500 unidades de edición especial con acabado en rodio. El rodio es duro y resistente a la corrosión y su acabado es belleza pura, como el cromo pero mucho más completo y profundo.

El Rhodium Edition U87 viene en un juego con una base (shockmount) R27 revestida con rodio, un certificado de autenticidad firmado por el presidente de Neumann, Wolfgang Fraissinet, y un par de guantes negros hechos específicamente para aguantar y manipular el micrófono sin problemas.

El Rhodium Edition nos dio una excusa para volver a ver este increíble micrófono, y Neumann tuvo la amabilidad de enviarnos un nuevo U 87 Ai para poder volver a sentir la magia.

 

Una breve historia del U 87

El U 87 fue lanzado originalmente en 1967, el “8” en su nombre y su insignia púrpura indican su diseño de estado sólido. Si bien ha estado en constante producción desde entonces, ha habido algunos cambios de diseño en el micrófono durante ese tiempo, dos de los cuales son notables.

Los primeros U 87 (1967-1986) tenían un compartimento interno para un par de baterías opcionales de 22.5 V. En aquel tiempo, el poder phantom estaba en su infancia en el mundo del estudio; las baterías alimentaban el circuito y la cápsula cuando no había poder phantom disponible. 

Estos micrófonos usaban una versión modificada de la cápsula Neumann al estilo K67 llamada K87. Esta poseía un diseño con cable de cuatro terminaciones de doble placa central/diafragma doble terminado en el centro con separadores de plástico y aislamiento electrónico para lidiar con el patrón polar de la figura-8 a bordo del micrófono y las limitaciones de poder phantom de la época.

En 1986, cuando el micrófono se convirtió en el U 87 A, el compartimiento de batería fue reemplazado con un convertidor DC-DC que permitió que el micrófono volviera a la cápsula K67, lo mismo que el que está en el U 67 y todavía se usa hoy en día. El otro cambio significativo fue que el voltaje de polarización de 46 V utilizado para la cápsula K87 fue capaz de volver al voltaje de 60 V completo para el cual los K67 y K87 fueron diseñados originalmente. Esto resultó en una sensibilidad mayor de 10 dB y 6 dB de mejor relación señal-ruido en los nuevos micrófonos. (Mi agradecimiento a recordinghacks.com por esta información). La designación actual U 87 Ai simplemente significa que el micrófono usa un conector XLR moderno en lugar de, por ejemplo, un conector Tuchnel más antiguo.

Hay cientos de debates en línea sobre cuál es el mejor modelo, un original anterior a 1986 o el nuevo U 87 Ai. Yo he escuchado y trabajado con algunos modelos más antiguos en una amplia gama de condiciones físicas, y he escuchado diferencias, pero en gran medida la diferencia no es tan amplia como una gran cantidad de sitios de internet pueden llevarlo a uno a creer.

 

Especificaciones y figuras

El U 87 Ai es un micrófono de condensador FET de diafragma grande con una elección de patrones cardioides, omni y figura-8, con un atenuador de 10 dB que se puede activar y desactivar, y un filtro de pasa alto. Mide 7.87” x 2.20” de diámetro y está disponible en acabado negro o níquel (o Rhodium, por supuesto). Puedes conseguirlo en solitario en una presentación de caja madera, o en un juego con cable de montaje EA87 y paravientos (windscreen). Utiliza una cápsula de diafragma doble de 34 mm y tiene una respuesta de frecuencia de 20 Hz-20 kHz, impedancia de 200 Ω, nivel máximo de SPL de 127 dB, y ruido propio de 12 dBA.

Es conocido por su respuesta plana o hasta respuesta de medios, un corte gradual o roll-off lineal leve de bajos alrededor de 70 Hz, y un rango medio superior ligeramente redondeado el cual se aumenta en 2.5 dB desde 5.5 kHz hasta alrededor de 15 kHz y luego hace roll-off. Eso es en modo cardioide; en modo omni se vuelve más brillante y más abierto, y en figura-8 se vuelve suavemente más enfocado en medios.

 

En uso

Usualmente aquí es donde menciono fuentes que he probado con un micrófono, pero esta vez no tiene sentido. Para ir directo al grano, no hay fuente donde un U 87 Ai no funcione. Mi editor me comentó cuando le dije esto: “El término ‘herramienta de batalla’ tenía que venir de algún lado”. 

Lo que encontré al reencontrarme con el U 87 Ai es que se trata de un micrófono que suena lleno y sólido, pero en un manera muy bien redondeada y gentil. Es uno de los micrófonos más neutrales de diafragma grande que he usado. Iba a bromear diciendo que el U 87 Ai no tiene “personalidad”, pero en realidad es cierto. 

Este no es un micrófono que usas porque tenga un sonido particular, lo usas por la forma en que capta un sonido. No es pesado para graves, no es brillante y moderno, no agrega aire, y no hará que algo suene emocionante. Tiene un ligero aumento en los medios altos, pero no es enérgico de ninguna manera.

Esto puede ser contradictorio en el mundo actual de “encontrar el micrófono perfecto para la fuente perfecta en la fase perfecta de la luna” pero la falta de carácter del U 87 Ai es precisamente lo que le da su personalidad, y es exactamente lo que lo hace tan emocionante. Simplemente funciona.

Sus bajos controlados, combinado con la falta de exageración en el extremo superior es excelente para guitarras acústicas. Tiene la cantidad correcta de efecto de proximidad para el trabajo de locución y voces íntimas. Es genial para controlar amplificadores de guitarra penetrantes e instrumentos de metal, gracias a su atenuador y su naturaleza de medios al frente. Este mismo pequeño impulso superior-medio y el extremo inferior controlado también lo convierten en un micro excelente para toms, congas, cajón y djembe. 

Es muy limpio y silencioso, y su rechazo del eje descendente es maravilloso: el modo de tomar y enfocar una fuente en una  situación de microfoneo cercano es casi surrealista. Realmente escuchas la fuente, lo que hace que sea muy útil en pequeñas cabinas vocales o salas con tratamiento acústico inferior. 

 

¡Alguien está enamorado! 

¿Estoy enamorado de este micrófono? Sin duda. Trabajar con un verdadero AU 87 Ai fabricado en Alemania, con la misma calidad superior que ha sido su sello distintivo durante 50 años, es muy inspirador. 

Es como la primera vez que usas un compresor, preamplificador o ecualizador real clásico después de probar clones, alternativas o plug-ins durante años. Todos ellos pueden ser muy buenos y puedes hacer buena música con todos ellos, pero cuando llegas a utilizar el original, hay un momento en que tu cerebro y oídos hacen clic y te das cuenta: “¡Oh, ése es el sonido!” y “Es por eso que esto es un clásico”. No me sorprendería si el U 87 Ai siguiera siendo el paradigma de micrófono de condensador de diafragma grande de estado sólido a superar durante otros 50 años. 

 

Precio:  US$3,200 (US$3,600 con base, cable y windscreen); Juego de Rhodium Edition, US$4,600
Para más información: www.neumann.com